Un grupo de damnificados por la imprudencia del conductor de un VW Vento último modelo llevó a cabo, este lunes, una protesta frente al hotel perteneciente al dueño del vehículo a quien le exigieron que se haga responsable de los daños sufridos por cuatro vehículos que fueron colisionados a raíz de una mala maniobra.

 

Cerca de las 20, los manifestantes, entre los que se encontraban los dueños de los cuatro autos que resultaron dañados llegaron hasta la zona de calle Entre Ríos entre Moreno y Belgrano y frente al hotel “Ramos Mejía” realizaron un cacerolazo.

 

Como consecuencia de la protesta se debió cortar el tránsito en esa zona del microcentro y la policía montó una custodia policial frente al hotel.

 

 

La protesta fue la consecuencia de un siniestro de tránsito ocurrido en las primeras horas de la mañana del domingo cuando el conductor de un automóvil cero kilómetro protagonizó en las primeras horas de la mañana del domingo un impresionate siniestro de tránsito que de milagro no arrojó personas heridas.

 

El episodio se produjo alrededor de las 7 de la mañana a la altura del Boulevard Patricio Peralta Ramos y Sarmiento cuando el conductor de un Volkswagen Vento color gris perdió el control y colisionó a cuatro vehículos que se encontraban estacionados en inmediaciones al Hermitage Hotel.

 

Los primeros testimonios señalaron que el auto de alta gama circulaba a más de 100 kilómetros por hora y tras el impacto el protagonista del incidente se habría dado a la fuga, luego de que su auto quedara sobre una de las veredas del hotel.

 

De milagro no hubo que lamentar muertos ni heridos y producto del choque sufrieron daños estructurales cuatro autos estacionados, dos Volkswagen Gol, una Suran y un Renault Megane, pertenecientes algunos de ellos a turistas.

 

Según se pudo establecer el Vento está registrado a nombre de José Daniel Vila, un empresario hotelero de Mar del Plata.

 

A raíz de la fuga del conductor del auto, los titulares de los autos que fueron colisionados resolvieron realizar este lunes, a las 19, una marcha hasta el hotel “Ramos Mejía”, ubicado en la calle Entre Ríos al 1900, propiedad de Vila, para exigir que se haga responsable de lo sucedido.

Gentileza: Irma Escala



Siguiente Noticia Prorrogan vencimiento del pago anual anticipado de la Tasa de Servicios Urbanos

Noticia Anterior Vecinos y comerciantes de San Juan reclamaron mayor seguridad

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario