El marplatense, Cristian Rosso junto a su compañero de equipo Ariel Suárez comenzaron esta semana su entrenamiento de cara a los Jugos Olímpicos de Londres, en el club Náutico y en la cancha de remo en la laguna de los Padres. “Nos tomamos el descanso necesario y ahora arrancamos diciembre con la cabeza puesta en Londres para los Juegos Olímpicos”, manifestaron.

 

Tras sólo un mes de descanso y luego de un año muy sacrificado, Cristian Rosso y Ariel Suárez iniciaron los trabajos de entrenamiento intensivos de cara a su participación en los Juegos Olímpicos de Londres, a partir de 28 de julio y bajo las órdenes del profesor Román Palet (entrenador de Atlantis) y Pablo Sussini (entrenador de Teutonia).

 

En su entrenamiento en el Club Náutico, fueron visitados por la Presidenta de la entidad, Susana Salerno quien se hallaba junto a Guillermo De Martis y Emilio Czerner, quienes se pusieron además a su disposición ante esta etapa preparatoria.

 

Los atletas realizan por la mañana trabajos de remo en la pista panamericana “Alberto Valle” de Sierra de los Padres y por la tarde durante dos horas, en el club Náutico concluyen con dura una rutina de gimnasio.

 

En ese sentido, Rosso expresó que “realizamos un circuito francés que consiste en ejercicios encadenados que duran aproximadamente 20 minutos y no podemos parar. Después usamos el remorgómetro que es un simulador de un remo”.

 

En tanto que Ariel Suárez estuvo entrenando dos semanas en Buenos Aires y a partir de ahora acompaña a Rosso en la ciudad. El oriundo del club Atlantis manifestó que “después de un periodo de doce días sin entrenar cuesta un poco agarrar los ejercicios físicos. Pero cuando sentís que vas mejorando te dan más ganas de seguir entrenando. Cuesta una semana y después quiero seguir entrenando más”.

 

Cristian Rosso y Ariel Suárez consiguieron, el año pasado el boleto a Londres en el mundial de remo, en la categoría doble par de remos cortos que se realizó en Bled, Eslovenia donde compitieron con marcado éxito.

 

También, Suárez comentó que “la idea es juntarnos quince días por mes e ir entrenando juntos de cara a los Juegos Olímpicos y los otros quince días entrenar separados para estar más con la familia y no saturarnos como grupo”.

 



Siguiente Noticia El recambio de quincena marcó un mayor movimiento turístico

Noticia Anterior Dos buques petroleros y un porta contenedores en el puerto local

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario