El gobierno bonaerense ordenó investigar por qué no se detuvo al conductor que manejaba en estado de ebriedad y provocó un accidente de tránsito en la ruta 11 en el que murió una persona el 1 de enero, tras los llamados de advertencia al número 911 por un policía marplatense.

 

El teniente de la comisaría cuarta de Mar del Plata, Daniel Latarzza, quien filmó desde su automóvil las maniobras en zig-zag realizadas por el conductor de la camioneta Chevrolet S10, Juan Carlos Choquequito, de nacionalidad boliviana, dijo que “hizo lo imposible” por detenerlo.

 

La causa que investiga el accidente pasó de Pinamar a la ciudad capital del departamento judicial, Dolores, revelaron fuentes judiciales, por lo que la investigación por “homicidio culposo agravado” contra Choquequito quedó a cargo del juzgado de garantías 2, del juez Diego Olivera Zapiola, con intervención del fiscal Norberto Meglio Salmo.

 

El hecho, que derivó en la muerte del joven Carlos Díaz, ocurrió en una zona considerada como crítica por la Agencia Nacional de Seguridad Vial, tras llamados realizados al 911 y la advertencia a un móvil policial que permanecía en una estación de servicio en San Clemente, que dijo no poder moverse por no contar con autorización.

 

El ministro de Seguridad bonaerense, Ricardo Casal, afirmó que está “investigando las seis llamadas al 911 y vamos a llegar hasta las últimas consecuencias”.

 

Juan Carlos Choquetito fue detenido el 1º de enero por causar la muerte de una persona cuando manejaba ebrio. Sin embargo, el pasado viernes 6 fue liberado porque está acusado por un crimen culposo. “Los jueces tienen herramientas para dejarlo detenido”, se quejó la titular de Madres del Dolor.

 

Después del siniestro fatal, Laterza detuvo a la camioneta disparándole a un neumático, tras lo cual el ciudadano boliviano fue detenido, acusado de homicidio culposo. Sin embargo, cinco días más tarde fue puesto en libertad, debido a que el delito por el que se lo acusa prevé penas excarcelables de hasta cinco años.

 

Por su parte, Vivian Perrone, de la Asociación Madres del Dolor, evaluó que este tipo de cosas suceden porque “falla la Justicia”. “La ley dice que podrá recuperar la libertad, no que la debe recuperar. Fallan los jueces, falla la Fiscalía. Esta persona pasó tres controles estando ebria”, repasó.



Siguiente Noticia Presentaron ciclo de recitales gratuitos en Torre Tanque

Noticia Anterior Realizan más de 1500 DNI y pasaportes en puestos móviles por día

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario