En lo que va del mes de enero 102 turistas fueron infraccionados por inspectores de la Provincia de Buenos Aires en los distritos de la Costa Atlántica por conducir alcoholizados.

“Desde que se inició la temporada hicimos casi 1.000 determinaciones de alcoholemia a conductores”, explicó el ministro de Salud provincial, Alejandro Collia, luego de un operativo en el que se retuvo la licencia a 13 conductores.

 

Agregó que a más de un centenar debieron “retenerle la licencia de conducir y el vehículo”, algo que se decide cuando el infractor no va acompañado de otras personas en condiciones de continuar al volante.

De los operativos de control de alcoholemia participan inspectores de los ministerios de Salud provincial, de Justicia y Seguridad y de los municipios. A cada conductor se lo somete a un test de alcohol en sangre. En concreto, se le hace soplar en el pico del alcoholímetro y, toda vez que se detecta 0,5 gramos de alcohol por litro de sangre o más, se le prohíbe continuar manejando.

En uno de los controles que se realizó en la zona de boliches de Constitución, en Mar del Plata, se detectaron 13 casos positivos punitivos de alcoholemia.

“El caso más llamativo lo detectamos cuando un hombre de unos 45 años presentó una determinación de 2,15 gramos de alcohol por litro de sangre, lo que significa más del cuádruple de lo permitido”, detalló Rubén Jaime, jefe de inspectores del ministerio de Salud provincial, y agregó que la situación era más grave aún porque llevaba en su vehículo a su mujer y a su hijo, menor de edad.

 

“En estos casos la capacidad de concentración, reflejos y reacción disminuye notablemente, de modo que una persona que conduce en esas condiciones está y es un peligro para sí y para los demás”, enfatizó Jaime.

MÁS CLAUSURAS

 

Por otra parte, desde el inicio de la temporada, también se hicieron numerosas inspecciones en bares y boliches para verificar el cumplimiento de las leyes de nocturnidad.

En 16 casos se procedió a la clausura. En la mayoría de estos casos se debió a que permitieron el ingreso de menores de edad más allá de las 2 de la mañana, al expendio de alcohol a los adolescentes y a la presencia de menores en concurrencia con mayores.

En otros 12 casos, en tanto, se incautó mercadería porque los responsables carecían de la licencia Reba, que es la que autoriza la comercialización de bebidas alcohólicas.



Siguiente Noticia River, con suplentes, debuta en el verano ante Estudiantes

Noticia Anterior Transportistas condicionan calidad del servicio al aumento del boleto

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario