Bienvenidos a Moscú.

La últimanoche de la humanidad es la historiade cinco jóvenes que se encuentran en Moscú abandonados a su suerte, luchandopor sobrevivir después de un devastador ataque extraterrestre. Este thrillerrodado en 3D destaca la clásica belleza de Moscú al tiempo que ofrece unosefectos especiales alucinantes, fruto de las mentes del imaginativo realizadorTimur Bekmambetov (Wanted, Guardianes de la Noche) y del director Chris Gorak (En la Puerta de Casa). 

Llegados en medio de una misteriosa tormentaeléctrica, los jóvenes empresarios de Internet Sean (Emile Hirsch) y Ben (MaxMinghella) aterrizan, en pos de sus sueños empresariales, en el centroeconómico internacional de la vibrante capital rusa, rebosante de dinero nuevopero también de prácticas comerciales carentes de todo escrúpulo. Las viajerasNatalie (Olivia Thirlby) y Anne (Rachael Taylor), que se han quedado tiradas enMoscú por culpa de una escala imprevista cuando iban de camino al Nepal,aprovechan la situación al máximo buscando aventuras en una de las capitalesmundiales de la vida nocturna. 


Ambas parejas de amigos íntimos se conocen entreel oropel y el atractivo ambiente del club nocturno Zvezda, EL localindispensable para la gente guapa y cosmopolita de Moscú, como el indomableSkylar (Joel Kinnaman), el hombre de negocios sueco que embaucó a Sean y Ben.El club, una meca para jóvenes trotamundos, para supermodelos y para la éliteempresarial que se reúne en Moscú, se transforma rápidamente en un escenario deterror cuando lo invaden los extraterrestres y la oscuridad lo inunda. 

Después de haber sobrevivido al primer ataqueocultándose bajo tierra, los cinco salen a la luz días después en los confinesde un Moscú que se ha transformado en algo cada vez más extraño: la que fue unaciudad palpitante de vida se encuentra ahora sin electricidad y prácticamentedesierta, aunque ocupada por una fuerza que nuestros personajes no lograncomprender. Hechos de una energía en forma de ondas electromagnéticas, losextraterrestres aniquilan brutalmente, pulverizándolas, a todas las formas devida de la Tierra,dejando al instante reducidos a su estructura molecular a quienes se cruzan ensu camino. Los extraterrestres son también básicamente invisibles a loshumanos, aunque cualquier aparato eléctrico los delata. Las horas del día sonahora peligrosas, por lo que los supervivientes aprenden a cruzar la ciudadamparados en la seguridad de la noche, al tiempo que hacen frente a susreacciones individuales ante tan extraordinarias circunstancias, en un lugardel que ha desaparecido todo cuanto conocían.

A lo largo de su odisea en busca de ayuda através de una ciudad extranjera, el menguante grupo se tropieza con variossupervivientes rusos que les ayudan a comenzar a desentrañar los misterios delos casi invisibles invasores, sus objetivos y sus puntos flacos y, lo que esmás importante, cómo defenderse. 

El valor sobrevive.



Siguiente Noticia The Muppets

Noticia Anterior Historias cruzadas

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario