Suman trece los bares y boliches bailables clausurados desde el inicio de la temporada estival por no cumplir con las normas. El Ministerio de Salud pretende que no se amplíen las denominadas “previas”.

 

El Gobierno de la Provincia de Buenos Aires anunció que trabajará todo el año para que los jóvenes que salen a bailar vayan más temprano a los locales y reduzcan la “previa”, en la que suele consumirse mucho alcohol.

 

La decisión de las autoridades fue revelada hoy por el ministro bonaerense de Salud, Alejandro Collia, en un comunicado en el que además confirmó que el fin de semana fueron clausurados otros tres locales en la Costa por violar la ley de Nocturnidad.

 

En Pinamar, se clausuró “Ufo Point” por falta de videocámaras de seguridad, y el bar “Pita” por no cerrar la barra a las 4.30.

 

En Mar del plata, fue clausurado “Praia”, por permanencia de menores en concurrencia simultánea con mayores, y sancionado sin clausura el bar “Umma”.

 

Con estas sanciones, ya son trece los bares y boliches bailables clausurados desde el inicio de la temporada estival por no cumplir con las normas que, básicamente, protegen a los menores.

 

“Necesitamos ampliar la participación de los padres y los empresarios a la hora de trabajar sobre un segmento de la noche como es la previa, y generar distintas estrategias para que los jóvenes vayan a bailar más temprano”, destacó Collia.

 

El titular de la cartera sanitaria provincial juzgó “necesario generar un cambio de hábitos, con la participación de todos los sectores, incluida la responsabilidad social de los empresarios de la noche”.

 

Collia recordó que los controles también apuntan a los conductores de automóviles “porque sabemos que de cada 100 muertes por trauma en accidentes de tránsito, la mitad son por alcohol”.

 

La Provincia retiró además la licencia de conducir a 34 automovilistas que manejaban alcoholizados.

 

Los controles de alcoholemia a conductores de transporte público se harán durante todo el verano en las terminales de La Plata, Florencio Varela y Avellaneda, y también en un puesto fijo de la ruta 2 y los accesos a las ciudades de la costa atlántica.

 

En los controles se emplean alcoholímetros, que permiten detectar si el conductor bebió alcohol con sólo un soplido.

 

De este modo, no podrán continuar al volante quienes presenten un valor igual o superior a 0,5 gramos de alcohol por litro de sangre, que se alcanza con el consumo de tres vasos de cerveza.

 

Para motociclistas el tope es de 0,2 gramos. Los conductores de transportes públicos, en tanto, no pueden beber absolutamente nada de alcohol si van a manejar.

 

 



Siguiente Noticia Distribuyen pulseras para evitar extravío de chicos

Noticia Anterior No podrían quitar subsidios en Mar del Plata

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario