Julián Ramón, cuñado de Gastón, el pequeño asesinado en Miramar, pasará los próximos días custodiado mediante una pulsera electrónica en un edificio de Mar del Plata. La familia de Gastón Bustamante cuenta con cinco días para apelar, con la intención de llevar a Ramón a una cárcel para que cumpla esta prisión preventiva.

Rosa Frende, jueza de Garantías de este caso, dictó la prisión preventiva con arresto domiciliario para el único acusado del homicidio ocurrido en noviembre  en  Miramar. 



Siguiente Noticia Wi-Fi gratis para las playas de Mar del Plata

Noticia Anterior Un martes repleto de estrenos teatrales

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario