La polémica en torno a la decisión del gobierno municipal de suspender la realización de fiestas electrónicas en Mar del Plata obligó, este miércoles, a una serie de reuniones para evitar un escándalo en plena temporada.

El intendente Carlos Arroyo recibió en su despacho a los productores y empresarios que organizan este tipo de eventos masivos, ya que tienen fechas confirmadas con figuras internacionales y entradas anticipadas vendidas.

Del encuentro también participó el secretario de Salud municipal, Gustavo Blanco, que al término del mismo aclaró que “las fiestas electrónicas no están prohibidas”, pero que se elaborará un marco regulatorio para su correspondiente autorización.

En la tarde del martes, el municipio publicó en su cuenta oficial de Twitter que “se suspenden las fiestas de música electrónica en Gral. Pueyrredon desde la fecha por decreto firmado por el intendente Arroyo”.

Esto causó inmediatas repercusiones y rechazo por parte de productores y organizadores de estas fiestas y de mucha gente que tenía previsto viajar a la ciudad para asistir a estos eventos, incluso con entradas adquiridas con anticipación.

El fin de semana pasado se realizó la primera fiesta electrónica de la temporada en un parador de la zona sur, bajo un fuerte dispositivo de seguridad secuestrando una importante cantidad de drogas.

Deja un comentario

Comenta desde Facebook:

Comentarios: