Tras meses de trabajo, este sábado a las 21.30 el grupo Creciente -música de la Costa Atlántica- presentará su disco “Mareo” en el Instituto Marplatense de Música Contemporánea, en Chacabuco 3639.

En un espectáculo que replicará los ensayos de la banda, Ingrid Bretschneider (voz), Leo Juanes (guitarra), Facundo Passeri (batería), Sebastián Sartal (contrabajo) y Esteban Giménez (piano) repasarán los temas que componen su primer material físico, que se presenta en un formato novedoso, para compartir con otros.

El disco de Creciente, que se grabó en cuatro sesiones de estudio, forma parte de un abanico de seis postales troqueladas con fotos que componen el trabajo “Sin nombre-Sin fin” de Diego Izquierdo. Dos de ellas hacen de tapa y contratapa del disco. Mientras que las otras cuatro son imágenes para regalar a quienes queramos.

Así lo explica Leopoldo Juanes, guitarrista de Creciente: “Al grupo de canciones que conforman Mareo las acompañan una serie de imágenes de la obra de Diego Izquierdo. Estas fotografías son para Creciente la mirada que nosotros buscamos de algún modo en la música. Entonces no podíamos permitir que esas imágenes quedaran atrapadas en la caja de un CD. Y ahí encontramos que en el formato postal podía haber una primer solución a esta inquietud. Marian Damiani, la diseñadora del disco, propuso hacer un abanico troquelado de postales, como las antiguas postales marplatenses, que contenga el CD”.

“De esta forma -agregó Leo- el objeto es una invitación a compartir esas imágenes con algún ser querido; a mandarlas por correo, a pegarlas en la heladera, a ponerlas en un cuadro. Y al ser una serie de imágenes troqueladas, se propone una participación de quienes las reciben: desconstruir el CD en sintonía con una época de transición para ese soporte, que se está desvaneciendo”, sintetizó el guitarrista.

QUÉ ES CRECIENTE

Creciente es una banda que nace de la búsqueda de un lenguaje que refleje la Costa Atlántica, su vida cotidiana y sus paisajes. De la mano de ese objetivo fue que nació el “Mareo”, un ritmo inspirado en los movimientos del mar; del barco al navegar; del surfista esperando la ola; de las algas que danzan y no oponen resistencia al son del agua.

Con ese “Mareo” surgió además un Tambor Oceánico, que es un instrumento inédito capaz de recrear el sonido del mar junto a otros acústicos que se mueven sobre la rítmica de las mareas.

Facundo Passeri, baterista de la banda, amplió esa definición del proyecto musical: “Creciente es la búsqueda de la identidad. Creciente también es lo que nos invita a crecer como personas y como músicos, nos junta con quienes quieren resignificar y dialogar el paisaje y la identidad de ser y habitar la Costa Atlántica. Creciente es mi modo de reencontrarme y revivir la infancia”, aseveró Facundo.

QUÉ ES “SIN NOMBRE-SIN FIN”

Sobre la producción fotográfica y su relación con Creciente, Diego Izquierdo explicó: “El trabajo empezó hace cuatro o cinco años con una crisis personal. Empecé a hacer fotos a la noche, a retratar sentimientos, a intentar entender el mundo. El mar fue el eje y el espacio, el recurso y la estética para transmitir esas sensaciones, para contar la soledad, el silencio, el amor, la paz. Eso es lo que une mi trabajo y búsqueda con la de Creciente: el amor al mar y el amor como recurso para contar”.

“Sin nombre-Sin fin” es una serie de imágenes que reflejan la estética de la indagación de los procesos personales, introspectivos, por lo que es difícil suponer que la obra artística está finalizada y cerrada. “No es un trabajo que uno puede saber cuándo termina. De hecho, posiblemente lo siga haciendo hasta que me muera. Por eso también fue complejo elegir el título, que condiciona la mirada. Sin embargo, porque algo había que ponerle, me pareció que lo más indicado era sincerar esa seguridad: que con esa estética se puede contar lo que pasa, lo que me o nos pasa”, completó el fotógrafo.

Deja un comentario

Comenta desde Facebook:

Comentarios: