En la tarde del martes el intendente Carlos Arroyo se reunió con 3 referentes de diversas áreas municipales para terminar firmando el decreto de prohibición. De esta manera, quedan suspendidas todas las fiestas electrónicas que se iban a realizar en enero de 2017.

Este es un golpe importante para el sector empresario de este rubro, que se manifestó en contra del dictamen que promulgó el Jefe Comunal del partido de General Pueyrredón.

Ariel Gambini, socio del balneario Mute, habló con fuentes de El Marplatense sobre el tema: “Hay más de 500 personas trabajan de manera directa e indirecta con este tipo de eventos. Para el evento electrónico de este sábado esperábamos personas de todo el país y de otros países limítrofes”.

Cabe destacar que varios eventos no cuentan con el protocolo de salud para brindarle el bienestar necesario a las personas que asisten a diferentes recitales. De todas maneras, en las fiestas que se realizó para navidad, año nuevo y este último sábado en Mute, hubo puestos de hidratación dentro de las carpas y ambulancias fuera del complejo.

En el decreto firmado por Arroyo también figura la firma del secretario de Gobierno, y mañana se dará una conferencia de prensa para brindar más detalles al respecto.

 

Deja un comentario

Comenta desde Facebook:

Comentarios: