En el Museo Municipal José Hernández quedó inaugurada la muestra temporaria Pa’ Lucirlo en el poblao, un estudio fotográfico.

Esta propuesta lleva ese nombre en honor al poema Bien Surero de Pedro Risso y tiene como objetivo el “emprendado” utilizado en los caballos para los paseos criollos. En las mismas se pueden apreciar detalles de estribos, boleadoras, cabezadas y “pilchas” en general.

Las fotografías pertenecen al archivo documental del Museo Municipal José Hernández y fueron tomadas en distintos paseos criollos de la provincia de Buenos Aires.

Asimismo, el personal del Museo renovó las muestras en cada una de las salas que componen este particular espacio y en ellas se muestran el poblado inicial, los nuevos grupos, las primeras tolderías y las misiones de la pampa bonaerense habitada en un comienzo por sociedades cazadoras y recolectoras.

Además, las salas reflejan la forma de vida de los primeros habitantes del paisaje serrano, quienes aprovecharon las ventajas de su topografía, utilizando lugares cubiertos como aleros, abrigos y cuevas.

Por otro lado, los visitantes podrán conocer al cacique “el Bravo” Nicolás Cangapol, llamado así por los españoles, quien estaba frente a centenares de lanceros y dominaba estos territorios y los circuitos de comercialización de ganados.

Cangapol, además atacó y destruyó la misión de Nuestra Señora de los Desamparados en febrero de 1751.

En este contexto, se puede ver la Historia Rural Regional y de la Estancia Laguna de Los Padres, hacer un recorrido por la historia de la región pampeana y la construcción de identidades en tiempos post conquista como la expansión de la frontera ganadera, la Estancia Laguna de Los Padres, el saladero, modernización, economía, fiebre lanar y la expropiación.

Deja un comentario

Comenta desde Facebook:

Comentarios: