Al menos 120 bandas delictivas están operando esta temporada en los destinos turísticos de la costa bonaerense bajo la modalidad del hurto, aprovechando los descuidos y sin violencia se alzan con mochilas y carteras, alertó una ONG.

Mar del Plata, Pinamar y Villa Gesell son las ciudades más afectadas por esta nueva modalidad.

 

Desde la asociación Defendamos Buenos Aires, el abogado Javier Miglino dijo al diario Popular que “este año está haciendo estragos el problema de los hurtos en la playa, cuando la gente está descansando y se mete en el agua, o se distrae unos segundos porque justamente concurrió para recuperar energías y olvidarse de las obligaciones”.

Hay al menos 120 bandas delictivas que están robando a las personas en las playas, bajo la modalidad del hurto, es decir, sin violencia alguna, aprovechando esos descuidos”, agregó.

Miglino indicó que “los objetos preciados para las bandas que roban a los turistas son las mochilas y carteras, porque ahí están los teléfonos celulares, las billeteras y otros objetos de valor”, por lo cual recomendó “tomar muchas precauciones”.

“Tenemos que saber que están operando al menos 120 bandas de ladrones que llegan a Mar del Plata, Pinamar y Villa Gesell con el objetivo de hurtar pertenencias en las zonas de playa, bares, discos y departamentos y casas. De las 120 bandas que tenemos identificadas, merced a la colaboración de los argentinos que veranean en esas playas y de muchos de los colaboradores de Defendamos Buenos Aires presentes en el lugar, 40 van a robar directamente a Pinamar”.

Se trata de células de entre cuatro y ocho personas, hombres y mujeres, todos mayores de edad que optan por financiarse el viaje, sabiendo de antemano que lograrán un importante botín con billeteras, tarjetas de crédito robadas, celulares, tablets, notebooks y otros”, dijo.

 

Deja un comentario

Comenta desde Facebook:

Comentarios: