El equipo nacional quedó a un punto del descenso del Grupo Mundial de la Copa Davis, al sufrir una desventaja de 2-1 en la serie de repechaje que se disputa en Sunrise, Florida, Estados Unidos. El combinado israelí se impusieron por 6-3, 3-6, 6-1, 3-6 y 6-3.

Zeballos y Delbonis, sin recorrido juntos como pareja, batallaron durante tres horas y 27 minutos ante los especialistas Erlich y Ram, pero no pudieron lograr el punto y ahora Argentina necesita ganar los dos singles de mañana para no perder la categoría, en el último partido como capitán de Martín Jaite.

La serie en el Tennis Club de Sunrise, al que acudieron apenas 800 espectadores (se preparó un escenario para 2.000) continuará este domingo desde las 12.30 con el partido entre Leonardo Mayer y Dudi Sela, y a continuación se medirán Carlos Berlocq y el juvenil Bar Botzer, aunque este punto podría cancelarse si el correntino pierde antes y se decreta la victoria israelí.

En la Davis, Argentina sólo ganó dos series tras haber quedado 2-1 abajo el sábado: la última ante Alemania en 1990, en el Buenos Aires Lawn Tennis y con Jaite como integrante del equipo.

Lo cierto es que el equipo argentino depende de sí mismo y los resultados que se dieron eran probables, no sucedió nada extraño o imprevisto.

El viernes pasado, el correntino Mayer le ganó al debutante Botzer el primer punto de la serie por 6-4, 3-6, 6-2 y 6-1, un resultado lógico, y luego Sela igualó al vencer a Berlocq por 6-3, 6-7 (5-7), 6-2 y 6-2, una victoria en cuatro sets, casi idéntica al partido que le ganó hace 15 días en el US Open.

En el dobles, Jaite optó por incluir a Zeballos y Delbonis porque con el excesivo calor que impera en Sunrise, con temperaturas de hasta 37 grados, la dupla Mayer-Berlocq no garantizaba una victoria sobre Erlich y Ram, y al menos si se aseguró que llegarán al domingo descansados.



Siguiente Noticia Aldosivi volvió al triunfo

Noticia Anterior Más de un centenar de expositores confirmados en la Expo Di Vino

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario