La obra social PAMI se refirió a la medida de fuerza que se llevó a cabo, este viernes, la cual fue impulsada por la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA) y que involucró la atención en farmacias para los afiliados.

A través de un comunicado, se indicó que existe una disputa entre la Industria Farmacéutica y la COFA, por los descuentos que tienen acordados con la Industria desde hace varios años.

“Este conflicto, lamentablemente, pone como rehenes a los más de 4.600.000 afiliados que acceden a los descuentos que PAMI brinda para el acceso a medicamentos”, señalaron las autoridades del PAMI.

A su vez, se dejó en claro que los pagos a los proveedores de las farmacias están al día y que el convenio que mantiene el Instituto es con la Industria Farmacéutica y no con la COFA.

En Mar del Plata, los representantes de centros de jubilados y federaciones expresaron su malestar por esta situación y llamaron a la reflexión a los farmacéuticos.

“Los farmacéuticos que se consideran trabajadores de la salud no pueden tomar de rehenes a los afiliados y el Instituto sino que tiene como actores excluyentes a las Farmacias, Colegios de Farmacéuticos y la misma Industria Farmacéutica”, expresaron.

“Esta puja de contratos entre los involucrados y la disputa distributiva de la misma no puede poner en riesgo la salud de ninguna persona, y con estas actitudes solo colaboramos con la enfermedad”, agregaron.

Deja un comentario

Comenta desde Facebook:

Comentarios: