Lucas Galván tiene 21 años, se encontraba primero en la lista de emergencia del INCUCAI y desde hacía un mes se hallaba internado en una clínica privada de Mar del Plata.

Su cuadro clínico se fue agravando día a día producto de una hepatitis y era imperioso un trasplante de hígado.

Lucas estaba internado en terapia intensiva y en las últimas horas apareció un donante compatible. Tras seis horas de intervención quirúrgica se produjo el trasplante de hígado.

De acuerdo a lo informado por el equipo médico de la Clínica Pueyrredon, la operación fue exitosa, las primeras horas han resultado favorable y la respuesta del órgano positiva.

Tanto los familiares de Lucas como los profesionales médicos destacaron la importancia de la donación de órganos.

Deja un comentario

Comenta desde Facebook:

Comentarios: