En la problemática de las adopciones, el mayor problema que se presenta es encontrar familia a los adolescentes porque la mayoría de las parejas que buscan adoptar prefieren niños recién nacidos o con pocos años de edad.

A esto debe sumarse que los menores instituidos solo lo son hasta los 18 años y una vez cumplida la mayoría de edad deben retirarse de los hogares que fueron los sustitutos de una familia, con lo que lleva aparejado.

En estos momentos, en la ciudad de Mar del Plata, hay varios casos de adolescentes que aún mantienen la esperanza de conseguir una familia donde vivir la experiencia familiar antes de que el estado deje de brindarles el alojamiento de la institución que los protegió.

Es el caso de dos adolescentes de 14 y 15 años de edad, quienes se encuentran desde hace meses en un hogar de esta ciudad.

Su familia de origen no vive en Mar del Plata, y han cortado todo tipo de vínculo con ellos, además de manifestar un desinterés absoluto en su situación, porque hubo que resguardarlos de las situaciones de violencia que vivieron con sus progenitores.

Se trata de dos adolescentes que han mostrado una capacidad innata en forjar afectuosos vínculos con la gente que los rodea, como compañeros, personal del hogar, operadores judiciales, etcétera y cuyo único deseo es hallar una familia que los reciba y una casa que sea un hogar para ellos.

Ambos se destacan por su sociabilidad, educación, capacidad de afecto, expresión, responsabilidad, respeto, inteligencia, lo que los hace ser queridos no sólo en la institución en donde actualmente se encuentran alojados, sino también en su ámbito escolar y social.

Ambos manifestaron deseos de ir a la Universidad luego de terminar su educación escolar, para formarse como profesionales y ser personas de bien. Pero para todo ello es necesario que puedan estar insertos en una familia que los cobije.

Es muy importante que se les pueda encontrar una familia y por ello se hace un llamado público a la sociedad para que se presenten ante las autoridades judiciales aquellas personas en condiciones de darles un espacio en sus vidas. Puede ser una experiencia muy enriquecedora tanto par los adolescentes, como para el grupo familiar que los reciba.

Es requisito de estos niños, pedido por ellos como condición, ser egresados en conjunto, pues el vínculo como hermanos es muy fuerte y es el único lazo familiar que subsiste en sus historias y que ha sido el sostén de cada uno de ellos en sus vidas.

Los interesados en conocer más sobre la situación de los jóvenes y eventualmente ofrecerse como ámbito familiar, debe presentarse en la Asesoría de Incapaces Nº 1 sita en calle Gascón 1382, de lunes a viernes de 8 a 14 hs.



Siguiente Noticia Este fin de semana se realizará la 45° Colecta Más por Menos

Noticia Anterior Crecen los hechos de violencia contra trabajadores del Interzonal

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario