Un grupo de investigadores de Mar del Plata, formado por el Dr. Miguel Ponce, investigador adjunto de CONICET, desarrolló un dispositivo de seguridad que previene la formación excesiva de monóxido de carbono dentro de la cámara de combustión de los artefactos posibilitando una acción inmediata de corte del gas combustible ante la presencia del gas tóxico.

El dispositivo denominado “Sistema interruptor de corte para artefactos de gas” ya tiene su propia solicitud de patente y el área de Vinculación Tecnológica del CONICET se encuentra promoviendo esta tecnología para que las empresas del rubro incorporen en sus artefactos este pequeño dispositivo que podría salvar vidas.

Según datos del Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud del Ministerio de Salud de la Nación, durante el primer semestre del 2014 se registraron 505 casos de intoxicación por monóxido de carbono en todo el país.

PoncePonce, especialista en el estudio y caracterización de materiales electrocerámicos para su uso como sensores de gas, explicó que el proyecto surgió en el año 2003 durante su tesis doctoral luego de observar la gran cantidad de muertes en la ciudad de Mar del Plata por intoxicación con monóxido de carbono por malas combustiones de los artefactos de gas, a pesar de la amplia gama de sensores existentes.

“Nuestro grupo ha desarrollado un dispositivo capaz de prevenir la formación excesiva de CO dentro de la cámara de combustión, brindando la posibilidad de una acción inmediata de corte del gas combustible ante la presencia del gas tóxico”, explicó Ponce.

Con respecto a sus expectativas acerca de la proyección del dispositivo, Ponce destacó la importancia que tiene este desarrollo para la sociedad.

“El impacto es inmediato, si se coloca en todos los calefactores y sistemas que funcionen con gas, no habría, por lo menos dentro de los hogares, más muertes ni intoxicaciones por monóxido de carbono”, subrayó.

“Tal vez muchos consideren que el hecho de colocar detectores dentro de los artefactos de combustión sea un proyecto demasiado ambicioso y que requiere una gran inversión de dinero pero salvar una vida no tiene precio”, concluyó.



Siguiente Noticia Crecen los hechos de violencia contra trabajadores del Interzonal

Noticia Anterior Boqueteros en la Peatonal y en Güemes

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario