El intendente Gustavo Pulti acompañado por el presidente de la empresa municipal Obras Sanitarias Sociedad de Estado (OSSE), Mario Dell’ Olio donde se dieron a conocer detalles sobre el acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo para el financiamiento de la construcción de la nueva Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR).

Se trata de una inversión valuada en 310 millones de pesos y el miércoles se fijará la fecha para el llamado a licitación.

Pulti adelantó que la obra incluye un conector cloacal para la localidad de Santa Clara del Mar.

Seguidamente, el presidente de OSSE manifestó que “la planta ocupará unas 35 o 40 hectáreas en esta etapa, pero queda previsto a futuro, si hay que realizar un tratamiento secundario o terciario, como ser, por ejemplo, un tratamiento para recuperar el agua y hacerla nuevamente potable. Esto será si las condiciones ambientales o de crecimiento de Mar del Plata lo requieren”, concluyó Mario Dell Olio.

Cómo funcionará

Emplazada sobre la Ruta 11 en terrenos que ya son propiedad del Municipio, la nueva estación funcionará a 600 metros de la planta Ingeniero Baltar.

Se estima que su puesta en marcha duplicará la capacidad de tratamiento de los efluentes cloacales, teniendo un potencial de servicio para 1.800.000 habitantes.

Render edificio de EDAR (Custom).minLas nuevas instalaciones tendrán por objetivo la reducción gradual de la materia orgánica vertida, a través del empleo de conductos de enlace con dos cañerías que funcionarán a gravedad, conduciendo el efluente crudo y el líquido tratado hacia la nueva Estación y luego desde ésta, hacia el mar.

El predio contará con rejas de desbaste de tipo vertical de acero inoxidable y un sistema de limpieza mecánica, sumado a la estación elevadora de líquido crudo en la que se colocarán bombas cloacales sumergibles con una capacidad total de 8 metros cúbicos por segundo.

También tendrá una sala de cribas para la realización de un desbaste fino, mediante tamices rotativos auto limpiantes de acero inoxidable para retener sólidos. Estos procesos serán estancos y los sólidos separados serán deshidratados a menos de un 75 por ciento de humedad.

Se incorporará a su vez, un desarenador/desengrasador con puente barredor de grasas y extracción de arenas, con aire para favorecer la flotación de grasas. Por último un filtrado biológico separará las cámaras húmedas de los recintos secos cerrados, permitiendo así preservar la calidad del aire.

Por otra parte, las nuevas instalaciones estarán ubicadas en el centro de un área forestada, lo que no solo permitirá distanciarlas del sector residencial e incluso de las vías de circulación sino que ayudará a mitigar su impacto visual y la generación de olores.



Siguiente Noticia Nuevo Encuentro prosigue con la campaña “Patria o Buitre”

Noticia Anterior Buscan equipar derechos en Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario