Una joven de 18 años fue víctima de un asalto y abuso sexual cuando estaba bajando del colectivo en la ruta provincial 88.

El atacante se encontraba en el interior de un auto Peugeot 505 con vidrios polarizados. Amenazó a la víctima con un arma blanca y la llevó a un galpón.

 La joven fue obligada a practicarle al hombre sexo oral.

Luego del acto sexual, el delincuente le robó su celular y dinero en efectivo.



Siguiente Noticia Unión, líder con puntaje ideal

Noticia Anterior Balean su domicilio y, por la tarde, lo matan

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario