La colisión entre un automóvil y una moto en la esquina de Garay y la Rioja tuvo derivaciones particulares cuando la policía tomo intervención en el hecho.

Producto del choque, las dos personas que iban a bordo del motovehículo salieron despedidos y junto a ellos “voló” un arma de fuego.

Personal policial comprobó que uno de esos individuos era Jonathan Fuentes, un delincuente de 18 años sobre el que pesaba un pedido de captura, tras fugarse del Centro de Menores de Batán.

Fuentes, que está condenado por un robo agravado cometido cuando era menor, sufrió la fractura de uno de sus brazos y fue trasladado a un centro asistencial.

En tanto, la pistola hallada había sido robada a un policía durante un ilícito ocurrido semanas atrás en el barrio Coronel Dorrego.



Siguiente Noticia McDonald’s y Milka se unen para desarrollar un nuevo postre

Noticia Anterior Casi medio millón de pesos en libros para bibliotecas municipales

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario