La muerte de un menor de 12 años durante un siniestro vial desató la bronca de los vecinos del barrio La Herradura que durante seis horas cortaron las dos manos de la autovía 226.

Los manifestantes mostraron su indignación por lo sucedido y remarcaron que las autoridades municipales no se han hecho eco en todos estos años del pedido para que se construya un puente peatonal frente al barrio.

La policía debió intervenir para evitar que los vecinos agredieran a la mujer que manejaba el auto que atropelló y mató al menor.

Además, dispusieron una custodia alrededor del auto, ya que pretendían incendiarlo.

Se vivieron momentos de tensión que incluyó el accionar policial para disuadir a los más exaltados.

Hasta el lugar se apersonaron funcionarios municipales que se reunieron con los vecinos y se comprometieron a retomar el diálogo este viernes a las 11 en el CDI del barrio, donde se espera que surjan respuestas concretas a los pedidos de un puente peatonal, señalización, refugios de colectivos e iluminación.

En la oportunidad se hicieron presentes Mario Luchessi, director general de Resolución Alternativa de Conflictos (perteneciente a la secretaría de Seguridad) y José Ignacio Arbanesi, de Desarrollo Social.

Los manifestantes levantaron el corte de la ruta, pero aclararon que si el municipio no acerca soluciones volverán a interrumpir el paso vehicular.



Siguiente Noticia Reclaman a obras sociales que cumplan con la Ley de Diabetes

Noticia Anterior El taller "De la escuela a la radio" concluyó de manera exitosa

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario