El obispo, monseñor Antonio Marino, se ausentará durante unos días de la Diócesis de Mar del Plata debido a una intervención quirúrgica que le realizarán el próximo viernes 5 de septiembre en el Hospital Universitario Austral.

El vicario general, presbítero Gabriel Mestre, informó que la operación no reviste gravedad aunque reclama un cierto tiempo de recuperación posterior.

“Invito a todas las comunidades y grupos de nuestra diócesis a rezar por su salud y su pronto restablecimiento”, expresó.

“Oremos por la salud de nuestro obispo, monseñor Antonio Marino, por su pronta recuperación y para que, en el tiempo oportuno, se pueda reincorporar a las actividades habituales como padre y pastor de nuestra diócesis”, agregó.



Siguiente Noticia Encuentro para novios en el Santuario Schoenstatt

Noticia Anterior Denuncia ante organismos internacionales por el estado de la cárcel de Batán

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario