El obispo, monseñor Antonio Marino, se ausentará durante unos días de la Diócesis de Mar del Plata debido a una intervención quirúrgica que le realizarán el próximo viernes 5 de septiembre en el Hospital Universitario Austral.

El vicario general, presbítero Gabriel Mestre, informó que la operación no reviste gravedad aunque reclama un cierto tiempo de recuperación posterior.

“Invito a todas las comunidades y grupos de nuestra diócesis a rezar por su salud y su pronto restablecimiento”, expresó.

“Oremos por la salud de nuestro obispo, monseñor Antonio Marino, por su pronta recuperación y para que, en el tiempo oportuno, se pueda reincorporar a las actividades habituales como padre y pastor de nuestra diócesis”, agregó.

Deja un comentario

Comenta desde Facebook:

Comentarios: