La Defensoría de Casación penal de la provincia de Buenos Aires denunció al Estado bonaerense por la situación de superpoblación y hacinamiento del complejo penitenciario de Batán, en la localidad de General Pueyrredón.

La presentación se realizó en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, constituye una excepción al agotamiento de los recursos de jurisdicción interna, en virtud de la dilación del proceso, y responde a que la situación en la que se encuentran los detenidos viola garantías de la Convención Americana de Derechos Humanos.

El escrito lleva las firmas del defensor Oficial de Casación bonaerense, Mario Luis Coriolano, y del secretario del área de Recursos Extraordinarios y Organismos Internacionales, Juan Pablo Gomara, quienes acuden en representación de los detenidos del Complejo de Batán, integrado por las unidades 14, 44 y 50.

El complejo, dependiente del Servicio Penitenciario Bonaerense bajo el ámbito del Ministerio de Justicia, está apuntado desde hace tiempo por las precarias condiciones de detención.

De hecho, Coriolano y la defensora general del Departamento Judicial de Mar del Plata, Cecilia Boeri, presentaron, el 30 de mayo de 2013, un hábeas corpus genérico por la “vulneración de derechos” derivadas de las condiciones de detención.

En efecto, la denuncia busca declarar que el Estado argentino “ha violentado el derecho a la Protección Judicial”, ya que el hábeas corpus genérico, aceptado por la Cámara de Apelaciones y Garantías de Mar del Plata, “no ha sido resuelto debido a las constantes maniobras dilatorias interpuestas por el Ministerio de Justicia y la Fiscalía de Estado, en representación del Poder Ejecutivo de la Provincia de Buenos Aires”.

En ese sentido, Coriolano y Gomara sostienen que “el no cumplimiento de las medidas cautelares dispuestas por los jueces de la Cámara y la falta de decisión sobre habeas corpus genérico por más de un año” es la base de sustentación para que la Comisión Interamericana trata la situación que apunta de lleno a la gestión de Daniel Scioli.

Según se detalla en el escrito presentado, el complejo penitenciario de Batán se encuentra “superpoblado”. En la denuncia, publicada en el sitio Tinta Judicial, se informa que entre febrero y mayo de 2013 el número de detenidos varío de 1283 a 1445. “Actualmente supera las 1500 personas”, se consigna.

La presentación de la Defensoría de Casación no es la única. La Comisión Provincial por la Memoria ha alertado en diferentes ocasiones por la situación del Complejo de Batán. En una de sus últimas intervenciones, interpuso un hábeas corpus por el que se ordenó la clausura y restauración de dos pabellones, así como la refacción de toda la unidad, sumada a la modificación del régimen de vida de los internos.



Siguiente Noticia Operarán al Obispo de Mar del Plata

Noticia Anterior Otro detenido por venta de droga

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario