La intención del gobierno bonaerense de erradicar las promociones para la venta de alcohol en bares y boliches, y desalentar así el exceso en el consumo de estas bebidas en el territorio provincial, causó diversas repercusiones.

La iniciativa surgió a raíz de la preocupación de las autoridades sanitarias al comprobar, mediante un relevamiento, que el 75% de los bares y boliches que realizan publicidad a través de las redes sociales promueven el consumo de bebidas alcohólicas mediante distintas promociones como 2×1 y barra libre o al costo en determinado horario.

Juan Pablo Malagutti, dirigente de Libres del Sur de la quinta sección, planteó la necesidad de que el gobierno municipal interceda ante la Provincia para que se frene la iniciativa del Ministerio de Salud provincial que busca prohibir los “happy hour”.

“Es un sinsentido querer desalentar el consumo de alcohol en exceso aumentando el costo. Lo único que van a lograr es que muchos jóvenes que adoptaron la modalidad de salida al ‘happy hour’, no puedan acceder más a los bares y restobares, y terminen volcándose a las llamadas ‘previas’ en los domicilios particulares, donde es probable que aquel que no pueda controlar la bebida termine tomando más que en un bar”, aseveró.

Malagutti indicó que el ‘happy hour’ es una modalidad adoptada por jóvenes y adultos, que de otra manera no podrían acceder a un bar, “ya que hoy un trago sale en el mejor de los casos entre $50 y $80, y una pareja que quiera darse ese gusto, por ejemplo, tendría que pagar entre 200 y 320 pesos”.

Lo único que van a conseguir es que esta gente no vaya más a los bares, lo que va a impactar directamente en la economía local y de las localidades turísticas de la zona. Le imponen a gente que no tiene nada que ver con los que toman en exceso, una reglamentación que los expulsa del circuito comercial gastronómico”, remarcó.

El dirigente marplatense recordó que “el Código de Publicidad del intendente Gustavo Pulti generó pérdidas cuantiosas a miles de comerciantes. Ahora,  con esta iniciativa, van a hacer quebrar más comercios gastronómicos”.

Por último, el ex candidato a Diputado Provincial por el Frente Amplio UNEN planteó la necesidad de atacar el problema de los excesos y adicciones desde la prevención y el trabajo sobre los jóvenes desde una perspectiva no punitiva.

“Scioli insiste con el mismo método que su antecesor Duhalde, y el Intendente de Mar del Plata aplica esas fórmulas y en algunos casos las profundiza. Para la Provincia y el Municipio somos todos culpables desde el comienzo  y por eso restringen a los ciudadanos, en este caso directamente a través del bolsillo”, concluyó.

Deja un comentario

Comenta desde Facebook:

Comentarios: