Se cumplen cinco meses del siniestro vial que protagonizó el ex piloto de Turismo Carretera, Eduardo Ramos, en la ruta 226 y que dejó como saldo a un menor de edad con graves secuelas.

Mientras la causa está próxima a elevación a juicio, aunque ya se sabe que la pena que reciba Ramos será excarcelable, Thiago Joel y su familia transitan el tortuoso camino de la rehabilitación y las consecuencias que dejó un hecho de esta magnitud.

En declaraciones a Radio La Red (FM 91.3), Bárbara Rocío Ducek, mamá de Joel, explicó que se recupera lentamente en el INAREPS (Instituto Nacional de Recuperación Psicofísica del Sur).

Justamente, consultada por la recuperación del niño, que sufrió fracturas en la base del cráneo, en el techo de la órbita, entre otras lesiones, respondió que “es lenta” pero “debemos tener paciencia”.

“Mi hijo es un paciente ambulatorio, ya que sufre una hemiparesia del lado izquierdo, por momentos nos desconoce ya que tiene parte de su cerebro inflamado con un pequeño edema, hay días que esté perdido, otros que muestra una evolución, los médicos nos alertaron con que podía pasar, que hay que esperar y que todavía no se sabe qué secuelas le van a quedar”, comentó.

Thiago cumplió el pasado 29 de julio 5 años y como no puede recibir visitas ni puede asistir al jardín, tuvo un festejo íntimo con la familia.

Rocío confesó que han sido los cinco meses más largo de sus vidas, ya que se debe sumar que la hija de 7 años está con tratamiento psicológico, porque iba en el auto al momento de la colisión y vio a su hermano muerto durante algunos minutos hasta que lo reanimaron.

Todo este tiempo se nos ha hecho eterno y más cuando vez a tu hijo que sufre, que era un chico sano, que siempre lo sobreprotegíamos de todo y que de repente por una imprudencia al volante se estén pagando las consecuencias de esta persona”, remarcó.

La mamá de Thiago destacó que las escenas de aquella jornada conviven permanentemente con la familia. “A veces cuesta conciliar el sueño y descansar porque vuelven a mi mente las imágenes y lo mismo pasa cuando a veces mi hijo me desconoce y eso es algo que me parte el alma”, expresó.

A partir de ese 29 de marzo nuestra vida cambió por completo, pero damos gracias a Dios ´por el milagro que hizo, y que el desenlace pudo haber sido peor”, agregó.



Siguiente Noticia Proponen un plan de acción barrial ante emergencias

Noticia Anterior Piedrazo para la 25 de Mayo

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

1 Comment

  1. […] donde se resolvería si Eduardo “Lalo” Ramos afrontará un juicio oral por el siniestro vial que protagonizó en marzo de 2014 y que dejó como saldo a un nene de 5 años con graves secuelas […]

Deja un comentario