El secretario general del Sindicato de Vendedores Ambulantes (SIVARA), José Lencina, señaló que la actividad refleja una situación complicada en materia económica porque las ventas caen ya que la gente se restringe en los gastos.

El dirigente sindical destacó que la mayoría de las personas que trabajan en esta actividad se encuentran fuera del mercado laboral, “y lo primero que hace es agarrar un bolso y salir a vender“.

Es un trabajo muy loable porque son personas que viven de lo que venden y si no venden no comen.

En la actualidad, el SIVARA representa unos 350 afiliados que están identificados con las ferias de de Varese y Bristol, excepto Luro e Independencia que es donde empezó la venta ambulante y el municipio no lo permite.

No obstante, en el último tiempo se pudo apreciar como, paulatinamente, ha vuelvo la venta ambulante en ese sector del microcentro.

Lencina indicó que se trata de personas que “siempre estuvieron y que la han luchado para trabajar, pero existe una ordenanza que no permite tener puestos fijos y ahora se la rebuscan para seguir subsistiendo”.

En esta época es muy bravo el panorama laboral en Mar del Plata y por eso se observa un aumento en la cantidad de venta ambulante, como puede ser en los colectivos“, comentó.

El titular del Sindicato destacó que es permanente el pedido de gente para sumarse a la venta ambulante.

“Tratamos de explicarle a la gente que no somos un ente generador de empleo, lo que sí vamos a defender a rajatabla los puestos establecidos y el que busca una salida laboral por intermedio del gremio, tratamos de explicarle que la habilitación de cupos depende del municipio”, explicó.



Siguiente Noticia El IPS llegará con charlas de prevención del delito para adultos mayores

Noticia Anterior Detenido por estafa

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario