Noelia Barbas Coordinadora del colectivo de mujeres “Mumalá”- Mujeres de la Matria Latinoamericana-, expresó su repudio a las declaraciones del director de la Unidad Sanitaria de Fronteras (dependiente del Ministerio de Salud de la Nación), Nazareno Di Giovanni, cuando el mismo hizo referencia al hecho violento que había sufrido una enfermera.

El director no solo, no se hizo responsable por un grave caso de violencia de género, que sufrió la enfermera Diana Fanesi provocado por un administrativo, sino que además sus dichos, justifican y dan una explicación a la violencia cometida.

Según Di Giovanni, Diana tenía problemas “físicos y psicológicos”, dejando entrever que el agresor no tendría ningún tipo de responsabilidad por el hecho.

“Lamentablemente, cada vez son más los casos de extrema violencia que se suceden en nuestra ciudad y nuestro país y aun no se toma verdadera conciencia de la gravedad de esta problemática que sufren cientos de mujeres a diario”, expresó la referente de Mumalá.

“El caso de Diana, refleja el de otras tantas mujeres que viven en primera persona las consecuencias de la violencia machista, y no solo por parte de quien la agredió físicamente, sino además por parte de su jefe y Director de la Unidad Sanitaria que a través de sus dichos revictimiza a la enfermera, creando justificaciones para la violencia”, agregó.

Por lo expuesto, desde Mumalá destacaron que no pueden seguir permitiendo que un funcionario público, pueda sin consecuencia alguna defender la actitud de un agresor, poniendo a la víctima en una situación de mayor vulnerabilidad.

“Para ello, exhortamos al Estado nacional a que intervenga en el caso, y que brinde capacitación obligatoria en cuestiones de género a los profesionales de la salud y a funcionarios públicos”, destacó Barbas.



Siguiente Noticia Documental de Amancio Williams llega al Museo MAR

Noticia Anterior Más de 45 mil alumnos y docentes recibieron su netbook en Mar del Plata

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario