El presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, alertó que “el crecimiento de la droga está causando un fuerte impacto en todos los ámbitos” y afirmó que hace “falta mucho más trabajo” para combatir el narcotráfico.

Lorenzetti también remarcó que “la despenalización de la droga no es la solución del narcotráfico” y aseguró que “hoy, en la Argentina, nadie está reclamando” que se discuta este tema.

Sobre la violencia creciente en Sante Fe, relacionada en muchos casos a la venta de drogas, el magistrado indicó que “hay mucha marginalidad” por lo que concluyó que “no se trata de dar subsidios, se trata de dar derechos y educación”.

En una extensa entrevista que publica el diario Perfil, Lorenzetti señaló que recorriendo “los pueblos y ciudades del país, uno advierte que existe, en todas las ciudades, la sensación de que el crecimiento de la droga está causando un fuerte impacto en todos los ámbitos”.

Al respecto, precisó que esto se advierte en “la violencia delictiva, en la educación, en los valores de los chicos, en el incremento de la marginalidad”.

El juez también recordó que el máximo tribunal “ya en 2006” exhortó “a una política de Estado enfocada en el narcotráfico”, pero cuestionó que, aunque “este tema motivó muchas reuniones y se avanzó”, “la verdad es que hace falta mucho más trabajo”.

En tanto, el magistrado consideró que “la Argentina está en un momento clave en el cual puede frenar este flagelo” y remarcó que esto se puede lograr “actuando todos los poderes en conjunto”.

“No tiene ningún sentido discutir. íHay que actuar! Además hay que mantener una misma idea: en una política, lo peor es cuando uno cambia”, enfatizó Lorenzetti.

En cuanto al pedido del secretario de Seguridad, Sergio Berni, para que los extranjeros complicados en el tema de la droga sean expulsados del país, el juez dijo que “esto tiene que formar parte de una política” ya que desde la Justicia escuchan “que hay una falta muy importante de control de la inmigración”.

Sin embargo, sostuvo que “la idea no es centrar el tema solamente en el inmigrante” ya que “no es un problema de inmigrante-sí o inmigrante-no: el problema es la droga, no los inmigrantes”.

Lorenzetti también destacó que “hacen falta radares, control social” y opinó que esto “es un conjunto de medidas que hay que tomar y esto requiere que los poderes nacionales y provinciales se pongan de acuerdo”.

“No se puede actuar de otra manera. Si no todo se reduce a declaraciones sobre los problemas que nunca se terminan de solucionar”, reclamó.

En cuanto a la despenalización de la droga, Lorenzetti agregó que esto “no es sólo una declaración libertaria” ya que “hay que estudiar las medidas en su contexto” e insistió en que “no se puede así, libremente, despenalizar”.

“Una cosa es hablar sobre la droga libre en Holanda, donde todo está controlado, la gente tiene un nivel de vida bastante organizado. Y otra cosa es la realidad de otro lugar”, añadió. (DyN)



Siguiente Noticia Insisten con la estatización parcial de puertos bonaerenses

Noticia Anterior Las facturas tendrán mensajes contra violencia familiar y de género

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario