La Asociación Trabajadores del Estado bonaerense (ATE) definió un paro de 48 horas, para los días 27 y 28 de agosto,  apoyando el paro nacional de 36 horas de la CTA a nivel nacional y en consonancia con el plan de acción que viene desarrollando el gremio. En tanto la central disidente que conduce Pablo Miceli decidió plegarse a la huelga de la CGT opositora.

Desde ATE explicaron que la medida se implementará “a partir de las 12 del 27 y  ATE bonaerense  incluye todo el día 27 más  el 28, como forma de garantizar las acciones regionales en la provincia de Buenos Aires”.

A través de un comunicado detallaron las acciones de la primera jornada: “en las primeras horas de la mañana del 27 se realizarán cortes de ruta, de puentes y movilizaciones, para confluir luego a la movilización al Congreso nacional en capital, por salarios dignos, fin de los despidos y suspensiones, contra el impuesto a las ganancias en el salario, por políticas sociales inclusivas y contra la Ley antiterrorista y la criminalización de la protesta”.

Por su parte, desde CTA opositaron indicaron a la agencia DyN que “se decidió sumarse al paro. Nosotros vamos a iniciar el paro nacional con una movilización el día miércoles 27 y vamos a mantener la medida de fuerza hasta el jueves para hacerla coincidir con las protestas de Moyano y Barrionuevo”.

En tanto, el secretario General de ATE provincia, Oscar de Isasi, dijo que “el 28 confluimos con otras centrales y organizaciones  dispuestas a construir unidad en la lucha por salarios dignos, estabilidad laboral y políticas sociales inclusivas”.



Siguiente Noticia Mar del Plata, sede de un maratón informático

Noticia Anterior “Por qué pidieron plata para aprobar un expediente”

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario