Con una importante participación de instituciones, personas con discapacidad, familiares y profesionales, se llevó a cabo en el Honorable Concejo Deliberante una BANCA 25 pedida por las instituciones que trabajan con personas con discapacidad.

Miriam Salim y Carlos Mattos disertaron sobre la grave situación económica que están sufriendo dichas instituciones.

Por unanimidad, todos los integrantes del HCD de Mar del Plata aprobaron una resolución por una inmediata actualización arancelaria y la adecuación de los meses de atraso en los pagos por parte de las Obras Sociales.

En Mar del Plata, son más de cincuenta las instituciones que atienden la problemática de la discapacidad que atraviesan desde hace tiempo una delicada realidad económica que pone en riesgo la prestación de servicios.

Por un lado, las obras sociales como IOMA y PAMI, entre otras, adeudan hasta cinco meses de aportes, los cuales encima se encuentran desactualizados con respecto a los valores oficiales.

A esto se suma la inflación y el aumento de precios en los costos operativos: personal, comida, transporte, entre otros, que sufren las instituciones.

En medio de este panorama, recibieron una notificación por parte del Ministerio de Salud de la Nación de un incremento del arancel de un 18 por ciento que se podrá cobrar a partir de noviembre de 2014.

Miriam Salim, la referente de Cosechando Tiempo una institución con 31 años de vigencia, sostuvo que ya no están pagando los sueldos a su personal como corresponde y así se perjudica la calidad de  vida de las personas con discapacidad.



Siguiente Noticia Wolkowyski firmó su vínculo con Quilmes

Noticia Anterior En pocos días comienzan las obras en escuelas provinciales

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario