Un empleado asesinó al vicepresidente cuarto de la Delegación de Asociaciones Israelitas (DAIA), Benjamín Schujman, y luego se suicidó en la estancia del dirigente comunitario en la localidad bonaerense de Vivoratá.

De acuerdo a la crónica policial, el hecho de sangre se produjo en el establecimiento rural Estancia La Blanqueada, sita a 25 km de Vivoratá.

El encargado de la Estancia, un hombre mayor de edad,  habría mantenido discusión con Schujmnan, originada aparentemente por un conflicto laboral.

El crimen perpetrado ayer generó conmoción en la DAIA, organismo al que Schujman pertenecía desde hace años como presidente de la Sociedad Unión Israelita Marplatense y segundo de la organización a nivel nacional.

Schujman, de 65 años, recibió dos disparos en el pecho perpetrados tras una discusión con su empleado Oscar Espíndola, quien con el mismo revólver se suicidó también en el campo.

Espíndola murió en el acto, pero Schujman fue trasladado al hospital de Coronel Vidal y luego derivado al Interzonal de Mar del Plata, donde se constató su deceso.

El presidente de la DAIA, Julio Schlosser, dijo estar consternado por el asesinato de Schujman. “Con profundo dolor recibimos la noticia. Consternados, expresamos nuestras más sentidas condolencias a su familia”, señaló, según consignó la Agencia Judía de Noticias (AJN).

Y agregó: “La DAIA, la comunidad judía de Mar del Plata, han perdido con la muerte de Alberto, un invalorable dirigente, un hombre íntegro y un incansable trabajador en la memoria de la Shoa. En particular hemos perdido con mi esposa a un amigo entrañable, con quien compartimos momentos que no se borraran de nuestra memoria”.



Siguiente Noticia Niñez: proponen un plan de intervención integral en cada distrito

Noticia Anterior Compañías de telefonía celular dispusieron aumentos en planes con factura

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario