Villa de Merlo y Potrero de los Funes son dos de los destinos más concurridos por los turistas. Sus atractivos paisajes, sumado a su gran variedad de ofertas de Hoteles y gastronómicas, los convirtieron en los puntos más fuertes del turismo en la provincia de San Luis.

Villa de Merlo

Uno de los mayores atractivos de la ciudad de Villa de Merlo es el Mirador del Sol. Para llegar hasta aquí se toma la Ruta Provincial N º 5 en dirección hacia las sierras (este). Luego de recorrer un camino montañoso y de cornisa, se llega a este punto en donde se puede admirar todo el mapa geográfico de la provincia de San Luis: enfrente, el amplio Valle del Conlara, más atrás el cordón de las Sierras de San Luis; y el Cerro El Morro, a la izquierda.

Tampoco se puede dejar de conocer la Plaza Marqués Sobremonte que, junto con la antigua capilla, forma parte del área fundacional de la Villa de Merlo. La historia cuenta que, ya para el 1700, los pocos habitantes que había usaban este lugar para paso y descanso de animales. La plaza ha sido punto de encuentro de reuniones y testigo de acontecimientos históricos. En la actualidad, en el centro de la plaza se puede ver una réplica, que data de 1986, del antiguo aljibe comunal, ya que el original fue construido en 1890 y demolido en 1950.

Potrero de los Funes

Este hermoso valle de unas 500 hectáreas, ubicado a 18 km de la capital de la provincia, está enmarcado por sierras, arroyos, arboledas, ríos y un lago de aguas cristalinas.

En el Lago Potrero de los Funes se puede practicar deportes acuáticos sin motor, como canotaje y  windsurf. Además, rodeando el lago se encuentra un autódromo de primer nivel que recibe periódicamente a las populares categorías del automovilismo nacional: TC2000, Súper TC2000, Gran Turismo Internacional y Fórmula Renault.

También se puede visitar el Salto de la Moneda, con aguas que caen desde unos 15 metros de altura para rebasar en dos transparentes piletones. Este mágico lugar debe su nombre al efecto que produce la luz del sol sobre las rocas, que hace que se pueden ver una infinidad de monedas bajo el agua.

Además de los encantos naturales que tienen para ofrecer, los dos lugares cuenta con una gran cantidad de restaurantes, tiendas comerciales y hoteles, como el reconocido Hotel Potrero de los Funes, uno de los recomendados de la región. Dos destinos con mucho para ofrecer, que no se puede dejar de visitar, para disfrutar en familia, en pareja o con amigos.



Siguiente Noticia Aguas danzantes y música infantil en la Plaza del Milenio

Noticia Anterior Lanzan la campaña “La violencia no es un juego”

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario