El Concejo Deliberante de General Pueyrredon aprobó, durante una sesión ordinaria, el expediente del Ejecutivo municipal que establece un Programa Integral de Asistencia para el Saneamiento de Agua, Cloaca y Pluvial, autorizando a suscribir convenio con OSSE y la Dirección General de Cultura y Educación a fin de destinar la suma de $ 25.000.000 para afrontar gastos en instituciones educativas provinciales.

El proyecto contó con los votos de los bloques de Acción Marplatense, Frente para la Victoria y los concejales Cristian Azcona y Lucas Fiorini (Frente Renovador). Mientras que el radicalismo, la Agrupación Atlántica y Hernán Alcolea (Frente Renovador) se abstuvieron.

La iniciativa del intendente Gustavo Pulti había sido tratada y votada en las comisiones de Educación, Recursos Hídricos y Hacienda antes de llegar al recinto de sesiones para su aprobación.

Cabe destacar que el proyecto recibió críticas desde algunos sectores de la propia empresa sanitaria y de bloques de la opsición, tal es el caso de la UCR que pretendía que se agregara un anexo al expediente donde se estableciera que se gestione la restitución por parte de la Provincia de fondos los invertidos por Obras Sanitarias Sociedad de Estado, algo que no prosperó.

Desde Acción Marplatense fundamentaron que “la inversión permitirá que se hagan tareas de saneamiento de los servicios sanitarios de los establecimientos educativos provinciales”.

Además, destacaron que el programa permitirá que los recursos se gestionen de forma rápida y eficiente mediante la entrega de subsidios a cooperadoras y de acuerdos con la Dirección General de Escuelas, y aseguraron que las obras se empezarán a ejecutar ni bien quede aprobada la ordenanza.

Desde el bloque de concejales del Frente para la Victoria, Fernando Maraude explicó por qué votaron la aprobación del convenio. “Se privilegió mejorar las condiciones de infraestructura sanitaria de las escuelas, sin dejar de mencionar las críticas que se merece la gestión del intendente Pulti, que permitió llegar a una situación de inusual deterioro, aun cuando tanto Provincia como Nación, año tras año, envían al municipio millones de pesos para su mantenimiento”, explicó.

Maraude puntualizó que “hay que ser responsables a la hora de tratar estos temas porque más allá de la desidia del ejecutivo para resolver los problemas edilicios de las escuelas en su momento, hoy hay una necesidad urgente a la que podemos dar respuesta con este proyecto”.

“Claro que no lo hacemos contentos”, continuó diciendo el concejal, “porque nos hubiera gustado no tener que llegar a esta situación, pero no nos parece correcto obstruir la posibilidad de reparar lo que hasta ahora no se priorizaba. Nosotros vamos a votar con responsabilidad”.

“Lo que está claramente en falta es el Municipio que usó en otras áreas casi la totalidad de las partidas que llegan desde Nación y Provincia para educación. Aun con los 150 millones de pesos que llegan cada año para financiar la totalidad del sistema de educación municipal, junto al Fondo Federal Educativo, por el cual llegan 32 millones más este año, las condiciones en las que los chicos deben estudiar siguen siendo lamentables, porque ese dinero no se invierte donde se debe”, esgrimió.



Siguiente Noticia Boca: el marplatense Echeverría, séptimo refuerzo

Noticia Anterior Defensoría del Pueblo lanza pedido por el Bristol Center

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario