La comunidad educativa del Colegio Tomás Edison, junto a familiares y amigos, participaron de una misa que se realizó, este miércoles, en la parroquia San Benedetto Martir, para despedir a la familia marplatense que murió en el siniestro vial en la ruta 22.

La homilía del cura párroco se desarrolló en medio de sentidas muestras de dolor y tristeza ante semejante pérdida.

Al oficio religioso asistieron las autoridades del establecimiento educativo a donde concurrían los menores de 8 y 10 años, que además asistían a catequesis en esa comunidad religiosa.

También estuvieron presentes amigos del matrimonio y personal de Prefectura, ya que Mario Fernández trabajaba en esa fuerza de seguridad.

En tanto los cuerpos de las víctimas fueron trasladados el martes por la noche a General Acha donde estaba previsto que se le realicen las respectivas autopsias, según ordenó la Justicia.

Los familiares de Mario Fernández, de su esposa Patricia Zulma Tenorio y de sus dos pequeños de 10 y 12 años, viajaron en las últimas horas para realizar los trámites de rigor.

Todos viajaban en el Renault Sandero dominio JAE 149 que protagonizó el impresionante choque que terminó con la muerte de los cuatro integrantes de la familia.



Siguiente Noticia Exigen solución a los problemas con becas universitarias

Noticia Anterior Derrota ajustada de Argentina en el cierre de la gira

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario