Las ventas de los comercios minoristas cayeron un 9,6 por ciento en julio con relación a junio, mientras que durante los primeros siete meses acumularon una baja promedio de 7,4% anual, en un escenario de “incertidumbre financiera” y “problemas de ingresos más acentuados”.

Los datos surgen de un informe realizado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), y difundido ayer, en el cual se destacó que “es el séptimo mes consecutivo en que las ventas minoristas caen con la particularidad de que en el 41% de los rubros relevados se registraron bajas anuales de dos dígitos”.

Según señaló la entidad, en el sector hay preocupación por la “continuidad de la coyuntura actual por los problemas de liquidez y rentabilidad que generan, y el incremento visible en la venta ilegal en todo el país”.

El estudio indicó que también disminuyó la cantidad de compras realizadas en efectivo, mientras que se registró una “fuerte” desaceleración en las operaciones con tarjetas de crédito, inclusive en aquellos comercios que continuaron ofreciendo cuotas sin interés.

“La incertidumbre financiera y los problemas de ingresos más acentuados en las familias retrajeron la demanda de todos los rubros que componen la canasta de consumo mensual”, sostuvo el sondeo.

Las caídas más “profundas” se registraron en el rubro de inmobiliarias, con un 19,7%, en jugueterías y librerías, con un 13,4%, en bijouterie, con un 13,2% y en electrodomésticos, con un 13,1%.

No obstante, en general, todos los rubros tuvieron bajas “profundas”, de acuerdo a CAME, que señaló que “las vacaciones de invierno, junto a los cobros de aguinaldo y las subas de salarios cerrados en las paritarias de algunos sectores levantaron por momentos el consumo, pero no lo suficiente para cambiar la tendencia.



Siguiente Noticia El Gobierno sumará la telefonía móvil al programa Precios Cuidados

Noticia Anterior Con dispar acatamiento, se realizó el paro de taxis en Mar del Plata

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario