Un taxista fue asesinado, este domingo, de una puñalada en el pecho en Mar del Plata y a raíz del crimen el sindicato del sector inició un paro de actividades, informaron fuentes policiales.

Desde el Supetax precisaron que la medida de fuerza se extenderá hasta que los restos de Eduardo Parodi (56 años) sean velados, con lo cual para las 16 se levantará el paro.

No obstante, muchos taxistas que no están adheridos al gremio salieron a trabajar, aunque las empresas de radiollamadas no están funcionando.

El titular del gremio Donato Cirone criticó a la justicia y a la policía a quienes responsabilizó de “la incapacidad de mantener el orden frente a eventuales episodios de violencia orquestada y desmedida, en el cual la justicia es el principal culpable por liberar en reiteradas ocasiones a criminales que tienen infinidades de hechos delictivos y la Policía también tiene su responsabilidad”.

Cirone cuestionó la intencionalidad de las autoridades municipales por tratar de no darle tanta trascendencia de lo ocurrido, ya que Parodi no estaba registrado como taxista (era chapista y cubría francos) y tenía antecedentes penales.

El gremialista lamentó la actitud del titular de esa licencia que “lo tenía trabajando de manera irregular, quiso deslindar responsabilidades y dijo que el auto estaba bajo el servicio de un taller de chapa y pintura”.

El hecho ocurrió a las 7.15, en la esquina de Ratery y Carasa, a unos siete kilómetros al sudoeste del centro marplatense, donde la víctima, identificada por la Policía como Eduardo Parodi (56), iba a bordo del móvil 1470 de la empresa “Taxi Puerto”.

Fuentes policiales informaron a Télam que el taxista fue abordado por delincuentes y recibió una puñalada en el tórax, tras lo cual cayó muerto a varios metros del vehículo.

Por su parte, los agresores huyeron de la escena del crimen donde quedó la billetera de Parodi con 630 pesos, otros 150 pesos en uno de los bolsillos de su pantalón y tres teléfonos celulares, dijeron los informantes.

El secretario de Seguridad y Justicia Municipal y Control, Adrián Alveolite, explicó a la prensa que una persona fue la que llamó al 911 cuando “observó un taxi con las puertas abiertas y sin gente en el interior, y a los pocos metros encontró a una personas sin vida”.

Según el funcionario, la víctima tenía una causa penal de 2005 por “encubrimiento”, otra en 2008 por “lesiones” y una más en 2012 por “autos truchos”.

Para Alveolite, “dadas las circunstancias del hecho, todo indicaría que (Parodi) fue asesinado producto de una riña y no de un robo ya que no le faltaba el dinero, ni celulares o la radio del taxi”.



Siguiente Noticia Por séptima vez en el año, se cayeron las ventas minoristas

Noticia Anterior Turismo Mar del Plata promocionó a la ciudad en Santa Fe y Paraná

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario