Desde hace un par de semanas se vienen sucediendo manifestaciones frente al frigorífico ubicado en la avenida Constitución al 10.000.

Se trata de un grupo de personas que denunció irregularidades con el funcionamiento de la cooperativa de trabajo Frigorífico Recuperar Limitada (ex Sadowa).

Sin embargo, los integrantes de la cooperativa formada hace dos años luego de un prolongado conflicto tras el cierre de la planta, aseguraron que esta protesta responde a oscuros intereses económicos.

Carlos Vega, integrante de la comisión directiva afirmó que estas personas “le hacen juicio a la Cooperativa e intentan por todos los medios coaccionarnos para cerrar la planta, dejar 100 asociados sin trabajo y dar paso a millonarios negocios inmobiliarios.”

“Con esfuerzo de años y la ayuda de la sociedad marplatense, luego de pasar hambre y frio, de vivir en la puerta del Frigorífico y transitar todo tipo de sufrimiento en las carpas, La Cooperativa de trabajo Frigorífico Recuperar Limitada obtuvo la ley de expropiación 14.307 y pudo tomar posesión de la planta”, reseñó.

 

Vega afirmó que con ese logro obtenido “sumamos nuevos enemigos y competidores. A las históricas apetencias del negocio inmobiliario, de lotear y realizar un country en nuestro predio ahora se suman los Frigoríficos y grandes vendedores de carne, quienes luego de nuestra exitosa apertura y la sorpresiva y triunfante inauguración de la Carnicería, tienen miedo de competir y no dudan en recurrir a todas las tácticas posibles”.

Más adelante, explicó que la Cooperativa tiene un Certificado de Cumplimiento del INAES, organismo que controla la totalidad de las Cooperativas en Argentina, “que evaluó hasta diciembre de 2013 nuestros estados contables, balances y nuestros libros de asociados y asambleas, otorgándonos un certificado que asegura el total cumplimiento de nuestras obligaciones legales”.

El dirigente dejó en claro que todas las denuncias realizadas por este grupo de manifestantes son falsas. “Nadie se enriqueció ni compró casas ni autos Okm. Presentamos los balances, hacemos asambleas, somos democráticos y toleramos su reclamo judicial, pero nuestro trabajo no se negocia”, sentenció.

En otro tramo, Carlos Vega señaló que “ahora para intentar detenernos han cooptado a ex asociados de la Cooperativa quienes con la excusa y la mentira de pedir una reincorporación laboral, impiden el ingreso de ganado negándonos la posibilidad de trabajar a 100 asociados que solo deseamos progresar”.

“Esta coacción que sufrimos no se encuentra relacionada con juicios laborales –quienes dicen querer trabajar para la Cooperativa reclaman miles de pesos en indemnizaciones bajo relación de dependencia- sino que la actitud extorsiva de un minúsculo grupo en verdad representa a oscuros intereses inmobiliarios, económicos y gremiales, teniendo por detrás fuertes vínculos con quienes pretenden, por medio de la violencia, generar miedo en nuestros clientes y la opinión pública en general y propiciar el cierre del Frigorífico, todo ello para cristalizar millonarios negocios inmobiliarios”, subrayó.



Siguiente Noticia Habrá una tetada pública en Plaza Mitre

Noticia Anterior “Los beneficios de la lactancia materna son innumerables”

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario