El Observatorio de la Ciudad, dependiente de la Universidad FASTA, realizó un estudio sobre la radiografía de compra en los comercios minoristas de alimentos.

El mismo se realizó teniendo como objetivos conocer los hábitos de compra de los clientes en el consumo de alimentos, además de conocer las principales motivaciones e influencias en los clientes a la hora de decidir el lugar de compra; y la existencia de planificación en el proceso de compra.

La población objeto de estudio fueron los compradores de alimentos en comercios minoristas, y se trabajó con una muestra de 500 personas, mayores de 18 años, en su mayoría trabajadores. La recolección de datos se hizo durante la última semana de mayo y primera de junio  de 2014.

De la investigación se deduce que casi la mitad de los encuestados manifiesta  realizar habitualmente sus compras en un supermercado, mientras que los restantes optan por otro tipo de formatos como la despensa, supermercados asiáticos, ferias comunitarias y mayoristas.

En cuanto a la fidelidad de compra en un mismo lugar, el 82% de los clientes declara realizar las compras siempre o casi siempre en el mismo negocio, prevalecen como motivos la cercanía y la comodidad. Entre los encuestados que suelen cambiar de negocio al realizar las compras, el 40% lo hace por el precio como principal motivo.

Respecto a los medios de pago seleccionados, el 46 % señala que solamente paga en efectivo, en tanto que poco más de la mitad de los encuestados combina efectivo con otros medios de pago (tarjeta de crédito, tarjera de débito). Las personas que no compran en el mismo lugar tienden a comprar en efectivo y con tarjeta de débito, más  que aquéllos que compran en el mismo lugar.

El 41% de los encuestados señala que ha aumentado la frecuencia de uso de la tarjeta de crédito en los últimos meses, mencionado como principal motivo la falta de efectivo y en segundo lugar por los descuentos que ofrecen. Asimismo, el 45 % menciona que utiliza las tarjetas de crédito o débito por los descuentos que realizan los bancos, razón por la cual manifiestan haber modificado los días en que realiza las compras. Sólo el 8 % manifiesta haber realizado alguna compra de alimentos por Internet durante el último año.

El formato de Super e Hipermercado según el posicionamiento del cliente está asociado a la amplitud de surtido, las ofertas, el precio bajo y la posibilidad de pago con diferentes modalidades. El formato de despensa, en cambio,  está asociado principalmente a la cercanía, y en segundo lugar, aunque en menor medida, a la atención personalizada.

Es muy alto el porcentaje de clientes que no manifiesta la queja cuando tiene algún inconveniente. Las personas que realizan quejas, porcentaje muy bajo, manifiestan hacerlo verbalmente, en forma particular, hablando con un responsable y señalan que en general los reclamos son atendidos.

Por último, se preguntó por el porcentaje de participación de la compra de alimentos en su economía y el resultado arroja que más de la mitad de los encuestados indica que destinan entre un cuarto y la mitad de sus ingresos a la compra de alimentos.



Siguiente Noticia ¿Y el alambrado?

Noticia Anterior Reprograman distribución de las Garrafas Sociales

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario