Los comerciantes que se encuentran en la esquina de la avenida Independencia y calle 25 de Mayo y en sus inmediaciones, vienen padeciendo en los últimos tiempos continuos episodios delictivos.

Lo llamativo es que la zona mencionada se ubica a 200 metros de la comisaría Primera y es de alta densidad de tránsito peatonal y vehicular.

Sin embargo, los comerciantes reconocieron que después de las 18 horas la zona se vuelve “tierra de nadie”.

Es el caso de una librería y polirrubro que en el último año y medio ya padeció 14 robos, en muchos casos perpetrados por los mismos delincuentes, menores de edad.

El último episodio se produjo este miércoles a la tarde cuando tres malvivientes ingresaron armados y se llevaron la recaudación y el celular de una de las empleadas.

En tanto, durante la madrugada el accionar delictivo tuvo como víctima un local de telefonía celular que también se encuentra en esa esquina.

Los delincuentes rompieron una de las vidrieras y se llevaron los equipos que estaban en exhibición.

Una despensa que se encuentra a mitad de cuadra, lindante al Centro Cultural “Osvaldo Soriano”, también ha padecido reiterados robos y una panadería que se encuentra en la esquina de 25 de Mayo y Salta ya perdió la cuenta de las veces que fueron robados.

En muchos casos, los comerciantes han tenido que implementar la metodología de atender, después del mediodía, con las puertas cerradas y a través de una ventanilla.

Cabe destacar que en esa zona hay cámaras del Centro de Monitoreo Municipal.



Siguiente Noticia PAMI entregó subsidios para la compra de calefactores

Noticia Anterior Cita de lujo con la Selección Argentina de voleibol

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario