El Secretariado General de la Asociación Bancaria (AB) que lidera Sergio Palazzo decidió un paro nacional para el 7 de agosto próximo durante toda la jornada laboral y todos los turnos y sin atención al público en rechazo de la negativa empresaria a compensar “el impuesto a las Ganancias”.

En Mar del Plata se ratificó la medida de fuerza y se resolvió realizar también una movilización.

Palazzo y el secretario de prensa del gremio, Eduardo Berrozpe, explicaron que “se burló la conciliación obligatoria al no haber vías de solución a los reclamos” y detallaron que “el peso del impuesto a las Ganancias, que castiga ingresos salariales que no lo son, se agrava por la ausencia de actualización del mínimo no imponible y el congelamiento de la tabla de alícuotas desde 2000”.

“No obstante los esfuerzos de la Bancaria, las entidades financieras no respetan de forma íntegra el convenio colectivo y los acuerdos salariales suscriptos en abril último”, expresaron.

Los dirigentes aseguraron que “la situación se agrava porque mientras no se produce una necesaria reforma tributaria, existe evasión tributaria con blanqueos y un mercado inmobiliario con pagos en dólares, lo que abre paso a las operaciones en negro”.

“Los bancos, que obtienen fabulosas ganancias, deberían aportar soluciones con compensaciones, pero solo aportan problemas. Si existen excepciones, lo que otorgan por un lado lo quitan por el otro, generando así nuevos conflictos”, puntualizaron.

Palazzo y Berrozpe indicaron que así ocurre con las paritarias, que permiten preservar el poder adquisitivo del salario, ya que “su resultado es alterado por incumplimientos de las entidades, impuestos injustos y la voracidad de los formadores de precios”.

Los dirigentes señalaron que los trabajadores de la actividad paralizarán las tareas ejerciendo sus derechos constitucionales y solicitaron “el acompañamiento de todos los argentinos”.

La protesta nacional del jueves 7 de agosto se realizará durante toda la jornada y en todos los turnos, sin apertura de operaciones ni atención al público, con concurrencia a los lugares de trabajo y respetando los horarios y metodologías en cada una de las provincias.

El paro será acompañado por movilizaciones de las seccionales en todas las provincias y también en la city porteña para que, “como trabajadores y como país, todos defiendan lo ya conseguido”.

La conducción bancaria reclamó otra vez en el Ministerio de Trabajo que “se de por concluida la conciliación obligatoria ante la negativa empresaria a compensar” el impuesto a las Ganancias.



Siguiente Noticia "Los jóvenes son protagonistas en la agenda de desarrollo”

Noticia Anterior “Los mercantiles deben cobrar los primeros $1200 en julio”

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario