El cuarteto de hermanos que dejaron sin palabras a varios marplatenses en este comienzo del invierno.

Primer sábado de invierno en la mañana, día 19 de julio. En la hermosa peatonal, de nuestra amada ciudad, en Córdoba y San Martín. Mi atención fue llamada por cuatro jóvenes, llenos de espíritu, pasión y alma por la música clásica dieron un pequeño concierto al aire libre. Estos captaron el asombro de varios marplatenses los cuales se acercaron a admirarlos con gran curiosidad.

“Cuarteto de Cuerdas Errecalde”, así se hacen llamar cuatro hermanos de la ciudad de Mar del Plata. Fausto (17), Martina (15), Mateo (13), y la más pequeña de estos talentosos hermanos Amparo (10). ” Venimos tocando alrededor de casi tres años” comentó Martina. Estos excelentes jóvenes además de expresar su arte en la calle también lo hacen en restaurantes y son actores protagonistas de la “Orquesta Infanto Juvenil Municipal”.

“Juntos tocamos hace un año y medio, cuando ya más o menos empezamos a tocar un poquito mejor; empezamos a tocar en distintos lugares y los profesores nos reunían a los cuatro y formamos un cuarteto de cuerdas. Que un cuarteto de cuerdas está formado por una viola, violín uno, violín dos y violonchelo, reuníamos las condiciones. En un cuarteto de cuerdas por lo general podes tocar la mayoría de las obras, es lo que se necesita, los profesores empezaron a darnos para estudiar algunas piezas y las fuimos aprendiendo y más que nada las aprendimos de memoria porque es lo más difícil” comentó Martina.

“Tenemos una sede en 9 de Julio y San Luis, que es una casa, y los sábados tenemos ensayos generales en el Teatro Colón”. “Tenemos Facebook para que la gente nos contacte ‘CUARTETO DE CUERDAS HERRECALDE’”, añadió Martina.

Como todo grupo que tienen sus sueños, sus expectativas, sus anhelos “en realidad queremos viajar juntos”, dijo Martina. “Por lo general en Europa estos instrumentos son más reconocidos, a la gente le gusta más, por ahí viajar algún día a Europa los cuatro y recorrer un poco, como hermanos”, hizo mención Mateo.

Aquella mañana muchos ciudadanos quedamos asombrados de cuan maravillosamente es expresada la música clásica. A estos pequeños hermanitos son dignos de expresarles nuestras felicitaciones y darles las gracias por hacernos recordar a varios de nosotros que cada uno si se propone sus metas que tiene en la vida se pueden cumplir sus sueños. A los hermanos Errecalde gracias por recordarnos que todavía se puede soñar.



Siguiente Noticia En su primer día, casi 10 mil personas visitaron el “Museo de los mundos imaginarios”

Noticia Anterior Advierten por casos importados de sarampión tras el Mundial de Brasil

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario