El vigésimo aniversario del atentado a la AMIA, que causó 85 víctimas, cuyos familiares aún mantienen en alto el pedido de justicia se recordó este viernes en la sede del lugar.

Bajo el lema “Ni un día de olvido”, una importante concentración de familiares, dirigentes y miembros de la comunidad judía y políticos de distintos partidos recordaron el mayor atentado que sufrió la Argentina en su historia.

El ataque aún no fue develado por la Justicia y en la actualidad no hay ningún detenido, aunque existen varias causas abiertas.

Tras la emblemática sirena que sonó en todo el barrio de Once a la misma hora en que fue el ataque, el conductor Mario Pergolini, quien ofició de maestro de ceremonia, pidió un minuto de silencio por las víctimas, que continuó con el encendido de velas y la mención de las 85 víctimas.

La presidenta Cristina Kirchner no participó del acto porque, según explicó el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, espera para esta tarde la visita oficial del presidente chino, Xi Jinping.

La distancia entre el Gobierno y la comunidad también provocó divisiones internas entre los familiares de las víctimas.

En el acto de la AMIA y la DAIA, junto a Familiares y Amigos, se escucharon los discursos de Thomas Saieg (AMIA), Luis Czyzewski (padre de Paola, fallecida en el atentado) y el periodista Alfredo Leuco.



Siguiente Noticia OSSE avanza con la red de agua corriente en Barrio 2 de Abril

Noticia Anterior “Las políticas sociales que impulsamos son una clara defensa de los derechos”

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario