Más  de  5000  chicos  de Mar del Plata, alumnos de 22 escuelas Provinciales de General Pueyrredon, son víctimas de vulneración de Derechos por parte del propio Estado, justamente de quien debe ser garante del derecho a la educación y a la integración.

Este  derecho es exigible frente al Estado Provincial y Municipal como responsables directos de la prestación educativa, por lo cual el Consejo Local de Promoción y Protección de los Niños, Niñas y Adolescentes solicita la declaración de “emergencia edilicia”.

Desde esta entidad expresaron que “niños/as de Mar del Plata-Batán  -en pleno siglo XXI-  no tienen escuelas en condiciones dignas para el desarrollo de sus actividades. Edificios sin luz,  ventanas, calefacción, baños que no funcionan ni techos que mitiguen las inclemencias climáticas, sumado a que en algunos establecimientos las aulas son insuficientes. Esto construye un escenario  favorable para la expulsión de los chicos que tienen el derecho a la educación consagrados por ley”.

El déficit de las condiciones edilicias es de tal gravedad que en varios establecimientos los asistentes ven peligrar sus vidas; en otros casos el dictado de clases se ha reducido o directamente se ha suspendido.

Esta situación ha generado una Asamblea Extraordinaria del Consejo Local de Promoción y Protección de los Derechos del Niño, en la cual se dispuso recorrer los edificios afectados a fin de constatar las denuncias llegadas a éste.

Acreditadas todas estas circunstancias, que no sólo se acota a la vulneración del derecho a la educación sino la organización misma del núcleo familiar, en otros casos se limita el acceso a comedores escolares y, en definitiva, provoca la ruptura de lazos afectivos entre la comunidad educativa.

El Consejo Local ve con extrema preocupación las respuestas dilatorias de los gobiernos municipal y provincial; por lo tanto solicita formalmente al Intendente, a las autoridades provinciales y nacionales la pronta solución en cuanto a garantizar derechos,  adecuando en lo edilicio estos establecimientos aprovechando el receso escolar, y de esta manera poder recibir a la comunidad educativa en condiciones dignas.

El Consejo Local observa con suma preocupación que, una vez más los niños, niñas y adolescentes, tienen sus derechos vulnerados. Que esta situación se va naturalizando en hechos concretos donde la ausencia del Estado da lugar a casos extremadamente dolorosos.

“Creemos firmemente, que los niños deben ser la prioridad en toda gestión política, que aspire al desarrollo integral de sus habitantes, en una sociedad libre de toda forma de violencia”, destacaron.



Siguiente Noticia Avanza la municipalización de los Guardavidas

Noticia Anterior Se sancionó la adecuación de la Ley de Fertilización Asistida

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario