Unos minutos después de las 16.30, los jugadores de la selección argentina entran al campo de juego. Es el día después del triunfo histórico ante Holanda. Es una de las prácticas más felices del plantel en muchos años. Ayer, la Argentina se metió en la final del Mundial, después de 24 años. Hoy, los héroes se relajan, ríen, disfrutan.

Pero todos ya piensan en la gran definición del domingo ante Alemania, en el Maracaná. Al principio, hay reunión grupal. Habla Alejandro Sabella y esa charla termina en un gran aplauso. Luego, Pachorra le hace una broma a Ezequiel Lavezzi, quien el domingo, luego del triunfo ante Bélgica en cuartos, había imitado la caída del DT en ese partido, tras un gol que se perdió Gonzalo Higuaín, en el segundo tiempo.

Los titulares, más Rodrigo Palacio, se van a un costado a hacer ejercicios regenerativos. Como siempre, el Pocho lleva la voz cantante. Hace otra broma y se tienta Martín Demichelis, también a Lionel Messi, al principio serio y quien luego suelta una carcajada. Cerca, están Javier Mascherano y Pablo Zabaleta, jugadores que parecen calcados con el look y los botines amarillos. Se suma Lucas Biglia a la charla. Del otro lado, están más tranquilos, hombres de menos palabras, comparten un momento distendido. Son Gonzalo Higuaín, Ezequiel Garay, Marcos Rojo y Palacio.

Son imágenes de la última práctica abierta de la selección en Cidade do Galo. Mañana, habrá ensayo a puertas cerradas y el sábado será el viaje a Río de Janeiro para disputar la gran final del Mundial, ese sueño de todos. Una de las esperanzas, es que se recupere Ángel Di María y pueda ser uno de los claves ante los germanos.



Siguiente Noticia Mundial 2014: Una final ¿Con sabor a revancha?

Noticia Anterior Mundial 2014: El show de Agüero

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario