Se llevó a cabo, este lunes, el acto por el Día Nacional del Abogado Víctima del Terrorismo de Estado. Por ese motivo se colocó en la vereda de Tribunales (Brown 2046) una baldosa conmemorativa a los abogados desaparecidos y asesinados en La Noche de las Corbatas: Norberto Centeno, Salvador Manuel Arestín, Raúl Hugo Alais, Tomás José Fresneda y Jorge Roberto Candeloro.

En la oportunidad, estuvieron presente el intendente Gustavo Pulti y el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Martín Fresneda, además de representantes de Madres de Plaza de Mayo, Abuelas de Plaza de Mayo, Hijos, Hijos Resiste, la Comisión Peranente por la Verdad, Justicia y Memoria y el Colegio de Abogados de Mar del Plata.

Martín Fresneda, inició sus palabras alusivas con una aclaración: “soy el Secretario de Derechos Humanos de la Nación, pero también soy el hijo de Tomás José Fresneda y María de las Mercedes Argañaraz de Fresneda. Y si bien tengo que llevar adelante las políticas públicas de DDHH, también tengo que cumplir mi rol de hijo.”

“Por eso saludo a los compañeros y abogados que han hecho mucho durante todos estos años. Y realmente agradecerles a muchos que no están, pero también a los que están, a los que sobrevivieron y pudieron hacer posible que hoy alguien como yo pueda decirles a los compañeros que lo hemos logrado: Mar del Plata ha cambiado y tiene memoria, verdad y justicia. Hoy sé que los asesinos de mis viejos están donde tienen que estar. Hemos tenido muchso logros”, afirmó el funcionario.

“Estamos en un tiempo en el que nosotros somos protagonistas de lo que vendrá, que -en definitiva- siempre nos importó más el futuro que el pasado. Eso es algo que nunca lograron entender. Lo hacíamos por nuestros hijos y nietos, porque siempre supimos que no volverían. Y eso no lo quieren entender, porque es más peligroso el futuro que el pasado”, finalizó.



Siguiente Noticia La justicia ordenó levantar la clausura de Sobremonte

Noticia Anterior Capacitan a estudiantes secundarios sobre separación de residuos

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario