Los análisis de las muestras de los chicos afectados por un cuadro gastrointestinal en la zona norte del Conurbano, confirmaron que el causante de los casos es un rotavirus, responsable de la mayoría de las diarreas y vómitos en lactantes y niños de 6 a 36 meses de vida.

El director de Atención Primaria del ministerio de Salud de la Provincia, Luis Crovetto, explicó que el rotavirus “es un virus muy contagioso y la causa más común de diarrea severa en niños”, y agregó que “en los casos más graves, la deshidratación que produce puede llegar a ser mortal”.

Por eso, insistió en que “es muy importante que los padres de menores de 1 y 2 años, ante la presencia de estos síntomas, acudan al médico o a un centro de salud lo más rápido posible”.

Crovetto recordó que para prevenir todo tipo de trastornos gastrointestinales, es indispensable tomar tres medidas puntuales: por un lado, lavarse las manos con agua y jabón varias veces al día, sobre todo antes de preparar la comida y de tomar contacto con un bebé y después de cambiarles los pañales.

¿Por qué?: porque el rotavirus se transmite de persona a persona por la vía fecal oral, es decir a través de la ingesta de agua o alimentos contaminados con materia fecal, o mediante contaminación directa de las manos u objetos utilizados diariamente.

Las otras dos medidas son, por un lado, amamantar al bebé, porque le da defensas contra enfermedades y previene la muerte súbita, y en tercer lugar tener el calendario de vacunación completo.

Al respecto, el ministro de Salud de la Provincia, Alejandro Collia, destacó la reciente incorporación al calendario nacional de vacunación de la vacuna contra el rotavirus, que es la principal causa de muertes por diarrea infantil en menores de 5 años. “La vacuna contra el rotavirus, al igual que la incorporación de las inmunización contra la varicela y meningococo, son parte de una estrategia sanitaria que busca controlar en el país enfermedades inmunoprevenibles”, explicó.

LOS CASOS:

El ministerio de Salud de la Provincia detectó que en el último mes 10 bebés de entre 8 y 13 meses de edad sufrieron deshidratación por un cuadro gastrointestinal caracterizado por abundante diarrea, vómitos y fiebre.

De inmediato se constituyó un comité de reconocidos infectólogos para analizar los casos y se enviaron dos muestras de materia fecal al Instituto Malbrán para identificar el virus causante de los cuadros.



Siguiente Noticia Unión: primeros minutos de fútbol y nuevo refuerzo

Noticia Anterior Mundial 2014: El equipo de la FIFA

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario