La CTA junto a un amplio arco de organizaciones políticas, sociales y de derechos humanos, se movilizaron para repudiar el ataque sufrido por sus dirigentes en el marco del conflicto gremial que mantiene el SICAMM con la cadena Todo Tartas.

La movilización, que partió de la Municipalidad y que convocó a un amplio abanico de organizaciones populares, repudió el brutal ataque de una patota presuntamente al servicio de Todo Tartas, que el pasado sábado dejó como saldo a dos dirigentes de la CTA Mar del Plata gravemente heridos.

Durante el acto se exigió que se investigue a fondo la responsabilidad del dueño del comercio, Sebastián Britos, y su abogado Gabriel Merlassino, como así también la participación, en la patota, de dos integrantes del Servicio Penitenciario Bonaerense, uno de los cuales portaba su arma reglamentaria.

Durante el acto, del cual participaron dirigentes provinciales de la central obrera, también se pidió por la reincorporación de los trabajadores despedidos por Todo Tartas.

Sobre final de la movilización, los organizadores confirmaron que el próximo viernes serán recibidos por el Intendente Gustavo Pulti.



Siguiente Noticia Museo del MAR: surgen irregularidades en contratación de personal

Noticia Anterior El jefe de la policía municipal será designado por el ministro de Seguridad

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario