El Ministerio de Economía designó a una delegación que viajará a Estados Unidos para negociar con los fondos buitres, en el marco de la mediación impuesta por el juez norteamericano, Thomas Griesa, en el conflicto judicial por los títulos en default de la deuda externa.

Los funcionarios participarán de una ronda de negociación convocada para el 7 de julio por el mediador en el conflicto judicial, Daniel Pollack, que designó el juez Griesa. (NA)

“Argentina se negó a negociar”

El fondo buitre NML Capital informó hoy que los representantes del gobierno argentino “no se sentaron a negociar” por la deuda en default sobre la que el país ya tiene fallos adversos que lo obligan a pagar de contado y sin quita alguna.

“La disposición de Argentina a negociar con sus acreedores probó ser otra promesa incumplida”, dijo en un comunicado el fondo especulativo liderado por el multimillonario estadounidense Paul Singer.

Este fondo es una de las firmas que ganó el juicio en Nueva York para cobrar junto a otros fondos 1.330 millones de dólares por bonos defaulteados por la Argentina en 2001 y que no decidieron ingresar a los canjes ofrecidos en 2005 y 2010.

“NML está en la mesa de negociación, pero Argentina se negó a negociar cualquier aspecto de esta disputa”, se quejó el fondo buitre en su comunicado.

Con la apertura de la banca en Nueva York a las 9 de la Costa Este de Estados Unidos, la Argentina entró formalmente en mora con los tenedores de bonos restructurados en los canjes de 2005 y 2010.

El gobierno debía pagar hoy 539 millones de dólares para lo que depositó ese dinero en cuentas del Banco de Nueva York pero el juez Thomas Griesa exigió el viernes a la entidad financiera devolver ese dinero al país, con lo que trabó el pago a los bonistas que entraron a los canjes.

El vencimiento no significa entrar en un período de incumplimiento, porque si bien la fecha de pago es el 30 de junio, hay un plazo adicional de gracia hasta el 30 de julio, con lo que el país sólo está en mora.

En ese escenario complejo para la Casa Rosada, el rebelde fondo NML Capital se expidió hoy con durísimos cuestionamientos y acusaciones: “No hay negociaciones en marcha, no las hubo, y Argentina se negó a sostenerlas en el futuro”, sostuvo.

“El gobierno argentino optó por poner al país al borde del default”, indicó la firma litigante para cerrar con un mensaje en el que aboga porque Buenos Aires “reconsidere” su postura en este “callejón sin salida”. (NA)



Siguiente Noticia Mundial 2014: Un cuarto francés

Noticia Anterior Oferta sexual: buscarán reactivar proyecto que restringe publicidad oficial

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario