El gobierno bonaerense promulgó la ley sancionada en la Cámara de Senadores provincial que declara el 27 de junio como “Día del Trabajador del Estado”, por lo que este viernes no habrá actividades en las escuelas ni en ninguno de los organismos del estado provincial.

La medida se destacó por la rapidez con que se hizo todo el trámite administrativo de la ley, casi sin tiempo para avisarle la novedad a padres y alumnos.

En un comunicado, la Jefatura de Gabinete informó que este viernes “habrá asueto administrativo en toda la provincia con excepción de las instituciones bancarias y entidades financieras y exceptúa del asueto administrativo al personal dependiente de las policías de la provincia de Buenos Aires y del Sistema de Atención Telefónica de Emergencia del Ministerio de Seguridad”.

También, “al personal hospitalario del Ministerio de Salud que resulte necesario para la cobertura de servicios esenciales, guardia y emergencia”.

Tampoco incluye “al personal necesario a fin de cumplir con las actividades programadas a desarrollarse en el Teatro Argentino, la Comedia de la Provincia, el Teatro Auditorium y los Organismos Artísticos del Sur dependientes del Instituto Cultural y toda otra prestación que no pueda ser interrumpida”.

La norma sancionada fue presentada por la diputada de Unidad Popular, Rita Liempe, quien consideró que “es un reconocimiento para todos aquellos trabajadores que día a día son los encargados de llevar adelante la complejidad de los engranajes de los distintos estados del país”.

La selección de la fecha está relacionada con que el 27 de junio la OIT recomendó a través de los convenios 151 y 159 a los países miembros de la institución la discusión paritaria para los trabajadores estatales.



Siguiente Noticia La imprudencia al volante casi desata una tragedia

Noticia Anterior El Trabajador Estatal ya tiene su día

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

1 Comment

  1. Jorge
    27 junio, 2014 at 4:14 PM — Responder

    Soy un trabajador estatal, en Educación. No quiero perder días de trabajo. Quiero ganar la mitad de lo que gana un camionero, un minero o un bancario.

Deja un comentario