La norma ISO 9001:2008 cambia. Las empresas que cuenten con dicha certificación, y quieran mantenerla, tendrán que migrar –de manera obligatoria– a la norma ISO 9001:2015, una vez que ésta esté aprobada y puesta en vigencia, para el próximo año.

En este sentido, se estima que, en principio, serán unas tres mil las compañías locales que comenzarán con este cambio, sin contar las nuevas, que no estaban certificadas, y que se irán sumando al nuevo régimen. En Argentina hay 6600 empresas certificados ISO 9001, cuyo estándar deben renovar cada tres años.

“Las compañías que quieran mantener la certificación ISO deberán hacer esta migración”, explica Marcelo Carbone, director de Grupo Crescent (www.grupocrescent.com.ar), consultora en gestión de calidad líder en el mercado. El plazo normal de migración será de tres años y el cambio deberá realizarse independientemente del rubro de que se trate.

“Mientras que en 2012, el último año medido, el incremento de certificaciones ISO 9001 a nivel mundial ha sido del 2%, en nuestro país fue del 39%, lo que plantea un gran potencial de mejora para Argentina. Este crecimiento se dio tras casi tres períodos de caída en la cantidad de certificaciones en el país”, afirma Carbone.

“La norma ISO 9001 es, desde hace mas de 25 años, sinónimo de calidad no solo para aquellos que formamos parte del rubro, sino también para el gran público consumidor, que encontró en ella la forma de entender, cada uno a su manera, que eso que compran está más cerca de cumplir con sus expectativas”, señala Carbone y agrega: “Pensamos que el cambio es muy positivo para asegurar a los consumidores que las empresas son más responsables que hoy respecto de los resultados que entregan a sus clientes”.

La gestión del riesgo será la gran estrella en la nueva revisión ISO 9001:2015, siempre enfocando en dos postulados normativos básicos y esenciales: la calidad del producto o servicio y la eficacia de la organización para obtener resultados.

Por lo cual, se espera que se combine y haga comulgar en un mismo Sistema de Gestión al análisis de entornos de la organización –tanto internos como externos–, para así detallar un mapa de riesgo que permita estar preparado ante determinadas contingencias.

“De hecho el criterio de prevención, base para la mejora continua, en esta nueva versión está tan integrado al sentido de la normativa y a su orientación global, que ya no se habla de acciones preventivas, como en la versión 2008”, aclara Carbone.



Siguiente Noticia Ante síntomas respiratorios, llevar a los niños al médico

Noticia Anterior Fuerza Aérea, soldados voluntarios juraron la Bandera

Nos interesa tu opinión:

Comentarios:

No hay comentarios

Deja un comentario